jueves, 29 de diciembre de 2016

Una suculenta con hojas color Cobre, Kalanchoe orgyalis



Características y fotografías de la planta suculenta llamada Hojas de Cobre,  Kalanchoe orgyalis. Consejos básicos para su cultivo.

La planta suculenta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis

Kalanchoe orgyalis es un pequeño arbusto de la familia Crassulaceae muy popular por la coloración típica de sus hojas. Esta planta no logra sobrepasar los 120 cm de altura y desarrolla tallos leñosos (con el tiempo) con abundantes ramificaciones. A diferencia de otras especies del género, tiene un crecimiento bastante lento llegando a tomar sus máximas proporciones en algunos años. En esta especie siempre se observa un tallo central mucho más grueso que las ramificaciones, logrando mantener el porte erecto de la planta durante toda su vida. Es muy común que durante el crecimiento de la especie solo se observen hojas en las zonas apicales de los tallos quedando el resto desnudo con cicatrices de las antiguas hojas.

La planta suculenta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis



Las hojas carnosas son el principal atractivo de la especie por su gran tamaño y coloración. Se disponen opuestas en el tallo al igual que la mayoría de las especies del género, cada par de hojas forma un ángulo de 90° respecto al par anterior. En esta especie ocurre un cambio de coloración muy conspicuo durante el desarrollo de las hojas; en las primeras etapas de desarrollo poseen una coloración rojiza (muy similar al color del metal cobre) en el haz y verde-grisácea en el envés. Luego de desarrolladas las hojas, el haz toma un color gris muy llamativo que contrasta con el color cobre de las hojas más jóvenes.  En todas las hojas se forma un surco que pliega la hoja por su región central; en algunas ocasiones este plegamiento es asemejado con la forma de una cuchara llamando a la planta Cuchara de Cobre.

Las flores son muy llamativas también y aparecen fundamentalmente en plantas de gran tamaño. Estas aparecen en el ápice de los tallos en inflorescencias racimosas. Las flores son pequeñas, cilíndricas y de un color amarillo muy llamativo. Este color provoca un contraste muy atractivo con la coloración grisácea y cobre de las hojas. Generalmente florece en épocas primaverales.

Detalles de las hojas de la planta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis

Detalles de las hojas de la planta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis


Consejos para el cultivo de la planta suculenta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis

Dentro del género Kalanchoe es una de las especies más resistentes a la sequía y al calor extremo. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Tolera sin problemas la exposición al sol directo si la planta posee un tamaño considerable. Es recomendable exponer a sol filtrado o ubicar a semi-sombra las plantas de menores tallas para evitar problemas de deshidratación acelerada. Esta especie también acepta el cultivo en interiores iluminados aunque es raro que florezca.

Temperaturas: Tener mucho cuidado en invierno con temperaturas inferiores a los 5°C porque provocan la pudrición de las raíces y la caída del follaje. Es una planta capaz de tolerar temperaturas superiores a los 35°C sin problemas.

Sustrato: Es muy resistente y crece en una amplia variedad de sustratos siempre que tengan buena permeabilidad y sean aireados. No se recomienda cultivar en sustratos que se encharquen o se compacten demasiado porque traerán daños fatales a las raíces.

Otra foto de la planta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis

Otra foto de la planta Hojas de Cobre, Kalanchoe orgyalis


Frecuencia de riego: Es muy resistente a las sequías y por tanto no necesita mucha agua para sobrevivir. Se recomienda regar 2-3 días después de haberse secado el sustrato por completo. No tolera riegos excesivos porque la pudrirán con facilidad.

Poda: En algunas ocasiones se pueden pinzar los ápices de los tallos para incentivar a la planta a formar ramificaciones. Siempre debe realizarse esta tarea con objetos filosos y desinfectados.

Plagas y enfermedades: Es raramente atacada por plagas aunque algunas cochinillas y caracoles pueden atacarla. Para evitar los caracoles debemos situar la planta en lugares inalcanzables para ellos. Las cochinillas pueden ser eliminadas manualmente o con insecticidas específicos en casos más extremos. El frío es capaz de provocar la caída de las hojas y la pudrición de los tallos y raíces.

Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos o fragmentos de hojas. Los esquejes de tallos deben tomarse jóvenes para que enraícen más rápido. Las hojas deben dejarse secar durante 24 horas y ubicar luego sobre la superficie de un sustrato húmedo y arenoso; se puede también enterrar ligeramente el peciolo de la hoja.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario