viernes, 23 de diciembre de 2016

El Ojo de Dragón, Huernia schneideriana



Fotografías y descripción de la planta suculenta llamada Ojo de Dragón, Huernia schneideriana. Consejos básicos para su cultivo en casa.

La planta suculenta Ojo de Dragón, Huernia schneideriana

Huernia schneideriana es una especie suculenta perenne de pequeño porte muy común en colecciones a nivel mundial; en algunas ocasiones es llamada como ojo de dragón por la coloración típica de sus flores. Esta especie pertenece a la familia Apocynaceae y dentro del género Huernia, es una de las más comunes de encontrar en los jardines.

La planta suculenta Ojo de Dragón, Huernia schneideriana


Esta especie se caracteriza por formar tallos suculentos de color verde claro o verde grisáceo de más de 30 cm de largo; en algunas ocasiones crecen tanto que tienden a ser caedizos. Cada tallo posee de 4-6 costillas conspicuas con numerosos dientes cónicos carnosos que poseen los extremos de color verde oscuro. Cada tallo tiende a ramificarse con el tiempo donde generan desde el borde de las costillas nuevos tallos (estos tallos surgen generalmente de la región más baja). Esta especie es una de las que más rápido crece en el género y tiende a formar densas plantas en poco tiempo.

Las flores son muy atractivas y se originan fundamentalmente de los tallos más jóvenes. Tienen forma de campana (presentan 5 dientes largos y 5 más pequeños) con variaciones de colores en la corola. El color interno más común es el rojo-vino aunque existen variedades más raras con la corola de color amarillo-rojiza. La superficie del interior de la corola presenta numerosos pelos muy fáciles de observar si se observa con detenimiento. Además, en todas las flores se observa el centro de la corola de la flor (forma circular) siempre más oscura. En el centro de la flor se observan las estructuras reproductoras clásicas de la subfamilia Asclepiadoideae. En esta flor los dientes de la corola tienden a plegarse hacia atrás cuando abren por completo.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Ojo de Dragón, Huernia schneideriana

Es de las más resistentes del género siendo muy fácil de cultivar en casa. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Necesita crecer en sitios con buena iluminación expuesta directamente al sol en temporadas invernales o sol filtrado en las demás estaciones. También tolera crecer en interiores con fuentes de luz artificial intensa. No debe cultivarse en lugares sombríos porque tiende a crecer demasiado y con poca fuerza.

Temperatura: Necesita crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas se encuentren entre los 15-30°C. Es necesario resguardarla en invernaderos o en el interior del hogar durante inviernos fuertes porque temperaturas inferiores a los 10°C pueden matarla rápidamente.

Variedad amarilla-rojiza de la flor de la planta suculenta Ojo de Dragón, Huernia schneideriana

Variedad amarilla-rojiza de la flor de la planta suculenta Ojo de Dragón, Huernia schneideriana


Sustrato: Es bastante tolerante a varios tipos de sustratos pero estos deben ser ricos en materia orgánica, tener un óptimo drenaje y ser muy aireados. Utilizar sustrato universal mezclado con gravilla.

Frecuencia de riego: Regar después de secarse la superficie del sustrato para mantener los tallos hidratados. En invierno los riegos deben disminuir drásticamente para evitar la aparición de hongos.

Plagas y enfermedades: Es atacada por cochinillas, pulgones, caracoles, nemátodos y algunas aves. Estas plagas deben eliminarse rápidamente luego de su detección. Los hongos son otro problema para esta especie y pueden llegar a pudrir secciones de tallos o plantas enteras. Se recomienda cortar áreas dañadas por hongos rápidamente antes de que sigan expandiéndose; luego de cortados los segmentos de tallos se debe aplicar fungicida o canela en polvo.

Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos o ramificaciones. Debe dejarse secar el área de corte por 24-48 horas antes de sembrarse.

Otras suculentas similares que te encantarán


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario