sábado, 5 de noviembre de 2016

Todos los métodos para multiplicar mis cactus en este post



Métodos para multiplicar tus cactus y tener muchos más en nuestra colección. Pasos bien explicados para realizar cada método y no fallar.

¿Cómo multiplico los cactus de mi colección? Aquí te explicamos

En el mundo cada día se añaden personas a coleccionar cactus debido al elevado número de variedades que existen. Muchas veces adquirimos especies que llevamos años buscando y se nos mueren por errores de cultivo, plagas o enfermedades. En estos casos algunas personas nunca los reprodujeron y por esto les es muy difícil volver a adquirirlos. En este artículo te mostramos con detalles los métodos más utilizados para multiplicar cactus para no volver a perderlos de nuestra colección nunca más.

Métodos para multiplicar los cactus de nuestra colección

1- Multiplicación por separación de hijuelos

Muchas especies de cactus tienden a formar numerosas plantas hijas de los laterales o la base de los tallos. Estos hijuelos son muy fáciles de retirar en algunos casos y tienden a enraizar con facilidad. Este método de multiplicación es muy efectivo para la mayoría de los cactus del género Mammillaria, Rebutia, Echinocereus, Coryphantha, Escobaria, entre otros. 

Cactus del género Rebutia con numerosos hijuelos en su tallo

Cactus del género Rebutia con numerosos hijuelos en su tallo


La separación de hijuelos es la técnica más efectiva si deseamos obtener plantas de gran tamaño en poco tiempo y en el que menos bajas se consiguen, es decir, las plantas hijas están biológicamente preparadas para enraizar en cuanto sean separadas del cactus del cual provienen lo más rápido posible.

Pasos:

- Retirar los hijuelos de la planta madre de forma manual si es posible o auxiliándonos de alguna vara para realizar palanca y lograr separarlos. 

- Los hijuelos debemos protegerlos por unos 5 días hasta que la herida de unión a la planta madre cicatrice. 

- Sembrar los hijuelos en sustrato ligeramente húmedo (debemos mantener esta humedad hasta que generen raíces) y con un óptimo drenaje.

- Luego de enraizar los pequeños cactus, debemos cultivarlos de la misma forma que una planta adulta

Dato: El esquejado de algunos cactus permite que estos produzcan un mayor número de hijuelos porque el crecimiento y desarrollo se ve incentivado por el cactus porta-injerto. Nosotros no consideramos al injertado como un método de multiplicación en sí; lo consideramos como un paso más en el anterior método que intensifica la producción de nuevos hijuelos.
 
2- Multiplicación por esquejes de tallos

La multiplicación por esquejes de tallos es muy utilizada en cactus columnares y de gran tamaño. Esta técnica es muy sencilla y solo necesitamos de unos minutos para realizarlo. 

Pasos:
 
- Necesitamos un objeto filoso y desinfectado para realizar el corte del tallo y así evitar posibles infecciones fúngicas o bacterianas.  

- Luego debemos proteger los esquejes de 7-10 días para que la región del corte esté completamente seca. Puede aplicarse un poco de canela en polvo en la región del corte para asegurar la cicatrización y evitar la aparición de hongos.

- Elaborar un sustrato con un óptimo drenaje y con abundante arena gruesa (preferiblemente utilizar sustrato de calidad para cactus y plantas crasas no cactáceas que venden en puntos de venta).

- Sembrar los esquejes en el anterior sustrato y ubicar a semisombra hasta que enraícen.

3- Multiplicación por semillas

Es el método más complicado y lento pero necesario para la multiplicación de miles de especies; muchos cactus solo deben ser multiplicados a partir de semillas. Esta técnica necesita mucho tiempo y dedicación debido a que en las primeras etapas de vida de los cactus son muy delicadas y las bajas por malos cuidados son numerosas. 

Semillas de Mammillaria prolifera germinadas con algodón

Semillas de Mammillaria prolifera germinadas con algodón


Pasos:

- Debemos primeramente escoger el tipo de sustrato para germinar las semillas. Los más conocidos son: Algodón (mayor velocidad en la germinación pero mayor riesgo de dañar las raíces a la hora del trasplante), sustrato de germinación (diferente al utilizado para las plantas adultas debido a que retienen mucho la humedad) y la germinación in vitro (para personas con experiencia y conocimientos de bioquímica y fisiología vegetal, muy complicado para la mayoría y por eso no lo explicaremos en este post).

- Elegir un envase transparente, esterilizado y hermético sin agujeros de drenaje donde colocaremos uno de los sustratos mencionados con anterioridad.

- Verter agua (destilada si es posible) para humedecer 3/4 partes del sustrato escogido.

- Ubicar las semillas sobre el sustrato (nunca enterradas). 

- Pulverizar la superficie del sustrato humedeciendo las semillas.

- Cerrar herméticamente la vasija y ubicarla en un sitio con buena iluminación pero sin exposición solar directa.

- Abrir la vasija de 1-3 veces por semana durante unos segundos para cambiar el aire interior.

- Cada especie germina en diferente tiempo, es decir, las semillas de una especie pueden germinar a los pocos días mientras que las de otras, pueden demorarse hasta un mes o más. Además no todas las semillas de una misma especie germinan a la misma velocidad.

- Luego de germinados los cactus, los mantendremos en las mismas condiciones hasta que tomen un tamaño adecuado (generalmente más de 2 cm) para ser trasplantados en sustrato para cactáceas y cuidarlos como plantas adultas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

3 comentarios: