lunes, 17 de octubre de 2016

Controla los moluscos de tu jardín con este post!!!



Métodos clásicos y actuales para evitar y eliminar los molestos moluscos en nuestro jardín. Fotografías de los daños comunes que provocan estas plagas.

Como evitar que los caracoles y babosas ataquen nuestras plantas


Como evitar que los caracoles y babosas ataquen nuestras plantas

Los moluscos terrestres más frecuentes en el jardín son los conocidos popularmente como babosas y caracoles. Estos se alimentan fundamentalmente de material vegetal convirtiéndose en graves amenazas para la salud de nuestras plantas. Dentro de las plagas más comunes, los moluscos son sin duda una de las más agresivas debido a que pueden devorar de forma parcial o total una o varias plantas en pocas horas. Los caracoles y babosas atacan fundamentalmente las estructuras más jóvenes de las plantas y además las regiones más carnosas. Adoran alimentarse de bulbos, plantas crasas, rizomas e incluso botones florales. Se alimentan en horas de la noche para evitar la desecación de sus cuerpos y por el día, se ocultan debajo de rocas, dentro del sustrato o cualquier agujero que mantenga algo de humedad. Su alimentación nocturna nos dificulta mucho su detección y por esto debemos tomar medidas con antelación.

En este artículo compartimos algunos métodos para prevenir que nuestras plantas sufran algún tipo de daño por estos animales.

Métodos más utilizados:

1- Existen numerosos productos industriales con forma de pellets que son empleados con el fin de envenenar dichas plagas cuando se alimenten de estos. El uso de pellets es muy efectivo pero su toxicidad puede afectar la salud de cualquier otro organismo que los devore, ejemplos: mascotas domésticas, niños, etc. Tener mucho cuidado a la hora de utilizar este método.

Cactus del género Opuntia devorado parcialmente por ataque de moluscos

Cactus del género Opuntia devorado parcialmente por ataque de moluscos


2- Un método clásico empleado por muchos, es el uso de un recipiente con un poco de cerveza. El método consiste en enterrar un recipiente (forma de vaso) en el sustrato exponiendo su parte abierta; luego deben verter un poco de cerveza en el recipiente y tapar ligeramente dejando un agujero por donde sea capaz de entrar un molusco. El ligero tapado del recipiente es esencial para que la cerveza no se evapore muy rápido. El olor que desprende dicho líquido es muy apreciado por los moluscos los cuales caerán en el recipiente y no podrán escapar. También puede sustituirse la cerveza con agua con un poco de detergente líquido.

3- Si las macetas de tus plantas están ubicadas en un lugar donde no puede mojarse con agua de lluvia, puedes verter un poco de arena fina en los alrededores de esta. El polvo fino de la arena es muy molesto para la movilidad de los moluscos, es decir, tratarán de alejarse de dicho material.

Babosa alimentándose del tallo de Aloe juvenna

Babosa alimentándose del tallo de Aloe juvenna


4- El método más eficiente si los moluscos son muy comunes en el jardín es colocar tus plantas en macetas colgantes o a una altura suficientemente alta para que dichos animales no las alcancen. Con este método no solo protegemos las plantas, también evitamos tener que matar a esos animales que aunque no lo crean, son muy importantes para la ecología del suelo.

Si conoces algún otro método, no dudes en compartirlo con todos nosotros en los comentarios.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario