jueves, 13 de octubre de 2016

Conoce como cultivar al arbusto trepador Hibiscus schizopetalus



Descripción y fotografías de la planta ornamental llamada Hibiscus schizopetalus, Hibisco de pétalos multilobulados. Consejos para su cultivo en el jardín.

El arbusto trepador Hibiscus schizopetalus

Hibiscus schizopetalus es una planta tropical muy cultivada en exteriores del mundo por la belleza típica de la morfología de sus flores. Esta especie es oriunda de las regiones tropicales del continente africano donde crece de forma natural en países como Kenia y Mozambique. En la actualidad es fácil de encontrar en otros países por haber sido introducida por el hombre por su valor ornamental.

Flor del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus

Flor del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus


Se caracteriza por ser una planta arbustiva con comportamientos trepadores que puede llegar a superar los 2.50 metros de altura. Los tallos son leñosos, delgados (+/- 5 cm de diámetro) y bastante ramificados si se les realiza una poda periódica. Las hojas son ovaladas con los bordes aserrados, totalmente verdes (más claras en el envés), pecioladas y con el ápice agudo.

Las flores son muy hermosas y aparecen con frecuencia en las etapas más calurosas del año (verano fundamentalmente). Estas tienen una morfología muy peculiar que las diferencian de otros hibiscos; sus pétalos (5 en esta especie) son muy irregulares y están muy divididos en diferentes lóbulos. Los colores de la corola son variables aunque el color más frecuente es el rojo (pueden existir flores con pétalos rosados o anaranjados). En esta especie los pétalos se encuentran plegados hacia atrás y se observan proyectados hacia adelante, las estructuras reproductoras (estambres y estigma). Todas las flores son sostenidas por un delgado tallo floral que las orienta apuntando hacia el sustrato.

Consejos para el cultivo del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus

Es muy sencillo de cultivar al igual que la mayoría de los hibiscos. A continuación compartimos sus cuidados básicos:

Iluminación: Es imprescindible que crezca en sitios muy iluminados para que su crecimiento y floración no se vean afectados. En ambientes sombríos el crecimiento será desproporcionado y poco atractivo debido a que la planta crece mucho buscando la luz. Es necesario protegerla del sol fuerte del verano aunque es bastante resistente.

Temperatura: Siempre por encima de los 15°C durante todo el año. Puede tolerar épocas con temperaturas un poco inferiores si son muy breves. Temperaturas inferiores a los 8°C provocan la caída rápida del follaje.

Vista de la planta del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus

Vista de la planta del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus


Sustrato: Crece muy bien en sustratos ricos en materia orgánica. Pueden utilizarse sustratos universales o especiales para geranios. El drenaje debe ser óptimo para evitar los encharcamientos. Se recomienda sustituir la capa superficial del sustrato cada 3 meses con materia orgánica nueva debido a que la absorción de nutrientes por esta planta es bastante rápida.

Frecuencia de riego: Regar periódicamente 2 o 3 veces semanales procurando que el agua drene a la perfección y no se estanque. En temporadas muy cálidas se deben pulverizar las hojas y la superficie de la tierra para mantener el ambiente húmedo.

Abono: En verano debes aplicar abono líquido para plantas con flores en el agua del riego cada 12-15 días. También puedes aplicar abonos sólidos sobre el sustrato en primavera una vez al mes.

Detalles de los pétalos multilobulados del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus

Detalles de los pétalos multilobulados del arbusto trepador Hibiscus schizopetalus


Plagas y enfermedades: El estancamiento del agua en la tierra pudre el sistema de raíces con rapidez y por consiguiente la muerte de la planta. La humedad elevada o bajas temperaturas provocan la marchitez prematura de los botones florales. Las plagas más comunes son las cochinillas (todo el año) y ácaros (araña roja cuando el ambiente es muy seco).

Multiplicación: A partir de esquejes de tallos que debemos cortar en diagonal con objetos filosos y desinfectados. Los esquejes deben tener más de 15 cm de largo y sembrados en un sustrato arenoso y húmedo. Para aumentar las probabilidades de enraizamiento se debe elevar la temperatura del sustrato a +/- 25 °C.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario