miércoles, 26 de octubre de 2016

¿Conoces al Pimiento o Ají de Jardín? Aquí te enseñamos todo sobre él



Características de la planta ornamental conocida como Ají de Jardín, una variedad muy atractiva de la especie Capsicum annuum. Consejos para el cultivo.

El Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum 

El Ají o Pimiento de Jardín es una de las decenas de variedades que se pueden encontrar en la planta Capsicum annuum y la más utilizada con fines ornamentales. La especie tipo es originaria de la zona Sur-Central del continente americano donde aún crecen de forma silvestre algunas variedades. En la actualidad es una de las especies del género Capsicum más comercializadas y cultivadas a nivel mundial. La variedad que trataremos en esta publicación es muy famosa como planta ornamental y puede encontrarse con mucha facilidad en todo el mundo.

El Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum


Esta variedad se caracteriza por formar una pequeña hierba de porte semi-arbustivo que no logra sobrepasar los 70 cm de altura. Sus tallos son totalmente verdes, con menos de 2 cm de diámetro y muy ramificados. Las hojas son algo estrechas con sus variaciones (lanceoladas generalmente) con aproximadamente unos +/-10 cm de largo por +/- 4 cm de ancho en su región media. El ápice siempre agudo y pronunciado y el margen entero. Además son verde oscuras con el nervio central conspicuo.

Las flores son muy pequeñas, poco atractivas y aparecen en las épocas primaverales fundamentalmente. Estas se disponen solitarias o en pequeñas inflorescencias. Además tienen los pétalos blancos-amarillentos, los estambres amarillos típicos de las flores de las solanáceas y se orientan generalmente hacia abajo.

Los frutos se forman luego de la polinización de las flores y estos, son los más atractivos de la planta en cuestión. Su característica más atractiva es el cambio de coloración que sufren mientras van madurando; primeramente son amarillos, luego morados y finalmente rojos. Los frutos se caracterizan por ser globosos o cónicos con el ápice pronunciado y de aproximadamente unos 6 cm de largo. Cuando termina la maduración de las semillas, los frutos tienden a arrugarse y caer al sustrato; un fruto puede albergar en su interior más de 15 semillas planas de color crema.

Consejos para el cultivo del Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum

Es muy fácil de mantener en el hogar pero no obviando algunos consejos que les brindamos a continuación:

Iluminación: Es una planta que prefiere crecer a semisombra o bajo luz solar filtrada por alguna ventana, malla protectora o follaje de árboles. El sol directo la deshidrata muy rápido y provoca el marchitamiento de la planta en pocas horas. Nunca debe cultivarse en lugares umbríos porque crecerá de forma desproporcionada y no florecerá ni fructificará. Una buena iluminación es un factor imprescindible en la floración y formación de frutos en esta planta.

Temperaturas: Prefiere crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas oscilen entre los 10-25°C. Tolera temperaturas de hasta 5°C; temperaturas menores son mortales. Temperaturas superiores a los 30°C pueden provocar deshidratación acelerada que deberemos contrarrestar con mayor frecuencia en el riego.

Vista de los frutos del Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum

Vista de los frutos del Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum


Sustrato: Su crecimiento se ve favorecido en sustratos ricos en materia orgánica que retengan un poco la humedad. Se aconseja crear una mezcla de tierra, turba y hojas trituradas para un óptimo resultado.

Frecuencia de riego: Regar de 2-4 veces por semana en dependencia de la velocidad con que se seque el sustrato; nunca dejes que lo haga por completo. Evitar los encharcamientos porque pueden pudrir las raíces. En verano se recomienda pulverizar el follaje todos los días en horas de la tarde.

Abono: El mejor fertilizante según experiencias personales es el abono de origen orgánico como el humus de lombriz o estiércol vacuno. Este debe ser aplicado cada 15 días en primavera y verano directamente sobre el sustrato. También pueden ser utilizados fertilizantes industriales para plantas con flores.

Plagas y enfermedades: Si las temperaturas son elevadas y el ambiente con baja humedad relativa, los frutos caerán antes de madurar: no olvidar pulverizar el follaje si se presenta esta situación. Las plagas principales que la atacan son los pulgones, cochinillas, ácaros y caracoles. También puede sufrir enfermedades víricas y patologías asociadas a diversos hongos.

Multiplicación: A partir de semillas que debemos recoger cuando los frutos caigan ya maduros. Las semillas germinan en pocos días si la temperatura del sustrato es elevada (+/-23°C). Debemos aclarar que esta especie es anual, es decir, luego de florecer y formar frutos, la planta perderá fuerza y puede llegar a morir. Se recomienda desechar la planta luego de terminar su fructificación.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario