jueves, 15 de septiembre de 2016

El Caisimón de Anís y sus propiedades medicinales



Fotografías y características de la planta medicinal conocida popularmente como Caisimón de Anís, Piper auritum. Propiedades medicinales de esta especie.
 
El Caisimón de Anís o Hierba Santa, Piper auritum

Piper auritum es una planta arbustiva de rápido crecimiento de la familia Piperaceae muy común en la región tropical de América. Es tan común en algunos países que se considera como especie invasora en muchas regiones. Esta planta es popular como planta medicinal aunque muchos de sus supuestos beneficios medicinales, aún no han sido comprobados por especialistas.

El Caisimón de Anís o Hierba Santa, Piper auritum


Esta especie se caracteriza por formar un denso arbusto de más de 1.5 metros de altura con tallos bastante ramificados. Los tallos son delgados, de consistencia frágil, con nudos muy conspicuos y verde-amarillentos. Las hojas son de gran tamaño (+/- 24 cm de largo por +/-16 cm de ancho), poseen una coloración verde clara, nerviación conspicua, se disponen alternas en los tallos, formas acorazonadas y pecioladas. 

Las flores son diminutas y se disponen en largas y finas inflorescencias en espiga que pueden alcanzar más de 10 cm de largo y dispuestas siempre opuestas a las hojas. Las espigas son blanca-amarillentas.
 
Otros nombres comunes

Tlanepa, Santa María, Mano de Zopilote, Caapeua, Santilla de Culebra, Cordoncillo, Canilla de Difunto, Acuyo, Momo.

Propiedades medicinales del Caisimón de Anís o Hierba Santa, Piper auritum

Entre las propiedades medicinales que se confieren a esta especie están las siguientes:

-Emoliente
-Antirreumática
-Antinflamatorio
-Diurética
- Diaforética
-Estimulante
-Antiescorbútico
-Aliviar las patologías asociadas con la gonorrea
-Rubefaciente
-Sudoríficas
- Contra infecciones cutáneas (herpes y erupciones) 

Todas sus propiedades medicinales están mayormente en sus hojas y raíces con las cuáles se hacen diferentes compuestos medicinales (pastas, cataplasmas).

Método para elaborar cataplasmas con la planta Caisimón de Anís o Hierba Santa, Piper auritum

Para elaborar cataplasmas medicinales necesitaremos un puñado de hojas frescas, un recipiente que pueda calentar agua en la llama y un paño o gasa esterilizada. Las hojas deben macerarse hasta lograr una sustancia pulposa; luego debemos introducir esta pulpa en un recipiente con poca agua (solo que cubra la pulpa) y poner a calentar durante 5 minutos; la pulpa caliente se coloca sobre una gaza o paño limpio y la ubicamos durante 15 minutos en la zona afectada. Esté método puede aplicarse de 1-3 veces diarias. Tener mucho cuidado con excederse en la utilización de esta planta porque puede provocar necrosis cutánea.

Vista de las hojas de la planta Caisimón de Anís o Hierba Santa, Piper auritum

Vista de las hojas de la planta Caisimón de Anís o Hierba Santa, Piper auritum


Consejos para el cultivo

Es una planta muy resistente y sus cuidados son mínimos. A continuación sus requerimientos básicos de cultivo:

Iluminación: Es imprescindible que crezca en sitios bien iluminados para su óptimo crecimiento. Su lugar ideal es bajo luz filtrada aunque tolera el sol directo sin problemas.

Temperaturas: Siempre cálidas y por encima de los 10°C. Temperaturas inferiores son mortales.

Sustrato: Es muy tolerante a casi todo tipo de suelos pero prefiere aquellos que retengan un poco la humedad.

Frecuencia de riego: Regar de 2-3 veces por semana para mantener ligeramente húmedo el sustrato. En invierno debe regarse solo una vez semanal.

Poda: Podar 1 vez al mes para mantener el porte de nuestra planta debido a que su crecimiento es demasiado agresivo.

Plagas y enfermedades: Tolera casi todo tipo de plagas pero puede ser atacada por algunos hongos que provocan la caída del follaje.

Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos de más de 10 cm que podremos sembrar durante todo el año (principalmente en época de mucho calor).

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario