viernes, 9 de septiembre de 2016

Conoce a la Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei



Fotografías y descripción de la planta suculenta conocida popularmente como Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei. Consejos para su cultivo.



La majestuosa Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei

Pachypodium lamerei es una planta suculenta de gran porte oriunda de Madagascar; en la actualidad es cultivada en todo el mundo por su valor ornamental. Esta especie pertenece a la familia botánica Apocynaceae al igual que otras plantas populares como: La Rosa del Desierto (Adenium obesum), La Adelfa (Nerium oleander), entre otras.

Esta planta se caracteriza por presentar un tallo alargado (puede alcanzar más de 6 metros de altura) y ligeramente engrosado en su región más baja. El tallo presenta una coloración verdosa con tonalidades pardas y esta cubierto por numerosas estípulas modificadas que forman largas y gruesas espinas. Las espinas se disponen en el borde de la cicatrices de las antiguas hojas; alrededor de cada cicatriz surge un grupo de 3 espinas (dos basales alineadas casi horizontales y una central casi vertical). La disposición de los grupos espinosos es diagonal en el tallo. Generalmente el tallo es único pero en plantas grandes pueden ocurrir algunas ramificaciones. Las ramificaciones también pueden aparecer si el tallo central es cortado.

Las hojas pueden llegar a medir más de 30 cm de largo en dependencia de la estatura de la planta. Generalmente el tamaño de las hojas es directamente proporcional con la estatura de la planta, es decir, en plantas pequeñas las hojas serán mucho más chicas que en plantas con una altura mayor. Las hojas son lanceoladas, presentan el nervio central conspicuo, son pecioladas y son de un color verde brillante. 

El nombre de Palmera de Madagascar se debe a la característica de esta especie de perder sus hojas basales mientras va creciendo. Solo se podrán observar hojas en la región apical del tallo dándole un aspecto a la planta muy similar a una palmera común.

Las flores se disponen en inflorescencias numerosas en el ápice del tallo. Las inflorescencias presentan un tallo floral evidente y pueden generar más de 10 flores. Las flores son grandes (más de 6 cm de diámetro), presentan 5 pétalos blancos, el centro de color amarillo-verdoso y un cáliz floral evidente. La floración ocurre generalmente en primavera y verano; solo las plantas de grandes estaturas que crezcan sobre tierra firme logran florecer, es decir, es poco probable que plantas sembradas en macetas lo hagan.  

Inflorescencia de la Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei

Inflorescencia de la Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei


Consejos para el cultivo de la Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei

Esta especie es una de las plantas suculentas más fáciles de cultivar en el jardín. Debido a su resistencia, se encuentran ejemplares en casi todos los países del mundo. A continuación les dejamos sus cuidados:

Iluminación: Mucho sol (siempre directo) para un óptimo crecimiento y salud. Es imprescindible una buena iluminación; en lugares sombríos las hojas pueden caer y la planta morirá. No se recomienda como planta de interior. 

Temperaturas: Siempre por encima de los 15°C en horas de la noche y por encima de los 30°C en horas del día. Su rango óptimo sería de 20-40°C. Las temperaturas por debajo de los 15°C provocan la caída inmediata del follaje y por consiguiente, la muerte de la planta. Es muy susceptible a las bajas temperaturas

Sustrato: Muy permeable para obtener un mejor resultado. Si puedes comprar sustrato de calidad para plantas crasas y cactáceas mucho mejor. En caso de no disponer de sustratos de calidad, debes propiciarle un sustrato basado en arena gruesa, gravilla y algo de tierra (muy poca). Las vasijas deben tener siempre el agujero de drenaje para que el sustrato se seque con rapidez. Si deseas sembrar en tierra firme se recomienda ubicar la planta en terrenos inclinados que permitan un mejor drenaje del agua.

Otra imagen de la Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei

Otra imagen de la Palma de Madagascar, Pachypodium lamerei


Frecuencia de riego: En temporadas muy cálidas debes regar de tal forma que el sustrato se mantenga ligeramente húmedo. A diferencia de otras suculentas, las raíces pueden estropearse si permanecen secas durante mucho tiempo siendo necesario un riego que les propicie humedad permanente. En épocas donde predominen bajas temperaturas debes regar solo cuando la capa del sustrato esté seca.

Plagas y enfermedades: Es frecuentemente atacada por plagas como las molestas cochinillas. Estas deben ser eliminadas cuidadosamente de forma manual (tener cuidado con las espinas) con una vara o con ayuda de un chorro de agua a presión (recuerda que esta agua puede provocar un riego excesivo, hacerlo con cautela). También puedes utilizar insecticidas específicos. Las principales patologías que sufre esta especie es la caída del follaje por exceso de agua o bajas temperaturas y compactación del tallo por iluminación pobre.

Multiplicación: A partir de semillas o mediante esquejes de tallos que podemos obtener de plantas ramificadas y de gran porte.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario