sábado, 9 de julio de 2016

La Flor de Sangre, Asclepias curassavica



Descripción, usos medicinales y consejos de cultivo de la planta Flor de Sangre, Asclepias curassavica. Fotografías de la floración de esta especie.

La Flor de Sangre, Asclepias curassavica

Asclepias curassavica es una planta tropical muy utilizada en la jardinería por la belleza de sus flores y sus propiedades medicinales. Esta especie pertenece a la familia Apocynaceae, género Asclepias (la mayoría de las especies son cultivadas con fines medicinales). Se encuentra distribuida en toda América (trópicos) pero en la actualidad, la podemos encontrar en los demás continentes y las Antillas por introducción del hombre. En la mayoría de los países donde ha sido introducida, se ha naturalizado sin problemas.

La Flor de Sangre, Asclepias curassavica


Esta planta se caracteriza por tener un crecimiento vertical con pocas ramificaciones (en algunas ocasiones puede a formar arbustos).  Los tallos son verdes con tonalidades grises y con látex en el interior de estos.

Las hojas se disponen opuestas y son de gran tamaño; poseen forma algo ovalada en su región central o lanceolada con el ápice agudo. Son totalmente verdes en el haz y algo más claras en el envés; la nerviación es muy conspicua.

Las flores aparecen en inflorescencias racimosas que surgen en los laterales de los nudos de donde surgen las hojas. Cada inflorescencia está compuesta por 4-20 flores que son sostenidas por un tallo floral de aproximadamente 10 cm. Por lo general, las inflorescencias surgen en los nudos terminales del tallo. Las flores son rojas oscuras o moradas (la corola) y la corona ginostegial de color amarillo fuerte; esta corona está formada por 5 lóbulos.

Los frutos son folículos alargados y globosos que contienen decenas de semillas aplanadas con numerosas estructuras pilosas (estas estructuras ayudan a la semilla a planear en el aire y favorecen la dispersión). Los frutos son verdes cuando las semillas aún están en desarrollo y se hacen marrones y abren cuando terminan su desarrollo.

Propiedades medicinales y usos en la medicina tradicional

El látex es utilizado en muchas culturas para fragmentar las piezas bucales (dientes y muelas en mal estado); esta sustancia provoca un fraccionamiento de la pieza que facilita la posterior extracción. Además se utiliza para tratar infecciones de la piel que se manifiestan como granos o forúnculos y picadoras de insectos y serpientes. Los granos que aparecen por la gonorrea pueden ser tratados de forma natural con este látex.

¡Cuidado!

El látex es muy tóxico si es ingerido provocando complicaciones digestivas en irritación de los tejidos de la mucosa. También es venenoso para la ganadería y nuestras mascotas.

Consejos para el cultivo

Iluminación: Pleno sol es su preferencia aunque crece sin problemas a semisombra. La sombra total es mortal.

Temperatura: Necesita crecer en climas cálidos con inviernos suaves. El rango ideal para esta especie está entre los 25-35°C. Temperaturas inferiores a los 5°C son mortales.

Flores de la Flor de Sangre, Asclepias curassavica

Flores de la Flor de Sangre, Asclepias curassavica


Sustrato: Crece sobre una amplia diversidad de sustratos siempre que no mantengan la humedad durante mucho tiempo. Suelos encharcados la pudren.

Frecuencia de riego: Regar cuando el sustrato esté seco por completo. En invierno regar mucho menos.

Plagas y enfermedades: Es susceptible al ataque de pulgones, cochinillas y orugas de lepidópteros. Tener cuidado con las orugas porque devoran sus hojas muy rápido. Las cochinillas y pulgones pueden trasmitir enfermedades y reprimir la floración.

Reproducción: Por semillas es muy fácil y germinan en poco tiempo. Se deben tomar cuando el folículo haya abierto. Disponer en un sustrato húmedo a semisombra hasta que germinen.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

2 comentarios:

  1. Muy interesante este trabajo sobre la Asclepia Curassavica, pero hay en la red muchos comentarios de que reproducirlas por semilla no es nada fácil. Aún así lo voy a intentar con varios métodos y a ver que pasa.

    ResponderEliminar
  2. Como dice éste articulo de Naturaleza Tropical sobre las Asclepias Curassavica en su apartado REPRODUCCIÓN, la mejor opción es hacerla con semillas directamente pues después de sembrar 12 semillas salieron entre los 7-10 días once plantas regandolas a diario, lo que hace estéril cualquier esfuerzo de intentarlo con otros métodos como hidratarlas previamente o tenerlas en frigorífico un mes antes de sembrar como afirman algunas opiniones en la red.

    ResponderEliminar