jueves, 30 de junio de 2016

Una planta que deberías conocer, Solanum havanense



Características generales de la planta Solanum havanense. Compuestos químicos encontrados con valores medicinales y fotografías para identificar la planta.

Flores de la planta Solanum havanense

Flores de la planta Solanum havanense


Características de la planta Solanum havanense

Solanum havanense es una planta arbustiva de mediano porte oriunda de la región occidental de Cuba, específicamente del área que comprende La Habana, Artemisa y Mayabeque. Esta especie ha sido estudiada por numerosos científicos de diversas universidades del mundo con el fin de extraer compuestos esteroidales que pueden ser utilizados en el campo de la medicina. En la actualidad se han identificado algunos de estos compuestos como la Solamarina, Acetil Etiolina y la Havanina.

Esta especie pertenece a la familia Solanaceae (familia del tomate, la patata, ajíes, berenjena, entre otros) y se caracteriza por ser un arbusto de +/-2 metros de altura con tallos bastante ramificados. Los tallos son leñosos con el paso del tiempo y completamente verdes en las primeras etapas de desarrollo. Se puede apreciar una coloración marrón clara en los tallos leñosos. Las hojas se disponen alternas y tienen forma lanceolada-oblonga con el ápice agudo. Se puede apreciar el nervio central al igual que algunos nervios laterales. La nerviación en las hojas divide dicha estructura en diferentes parches coloreados, es decir, es reticulada.

Vista de la planta arbustiva Solanum havanense

Vista de la planta arbustiva Solanum havanense


Las hojas jóvenes son de color verde claro que con el tiempo se oscurecerán tomando una coloración verde oscura. Además las hojas son algo duras (subcoriáceas).

Las flores aparecen solitarias y pueden ser blancas o rosas en dependencia de la intensidad solar que reciban. Poseen la corola soldada formada por 5 secciones (“pétalos”); cada sección con bordes irregulares y una estructura central lanceolada con su región terminal aguda. Los estambres amarillos y prominentes y el estigma visible en el centro de los estambres.

Los frutos son globosos y elipsoides con una coloración púrpura muy conspicua. En cada fruto se crean numerosas semillas que germinan con gran rapidez.

Curiosidades y algunos consejos de cultivo

Esta especie no es muy conocida en el mundo debido a su pequeña área de distribución pero en Cuba se cultiva en muchas localidades con fines ornamentales debido a la belleza de sus flores. Esta especie es muy resistente y por lo general crece de forma silvestre sin problemas. La floración con una buena iluminación, temperaturas cálidas y un buen abasto de agua puede mantenerse durante todo el año e incluso fructificar con facilidad.

Otra imagen de las flor característica de la planta Solanum havanense

Otra imagen de las flor característica de la planta Solanum havanense


Esta especie tolera muy bien el sol y en cuanto al sustrato es bastante adaptable a una amplia variedad.

Al ser posiblemente de importancia médica, su cultivo puede incrementar las poblaciones de esta especie y aumentar su distribución geográfica mundial.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario