sábado, 11 de junio de 2016

Kalanchoe millotii, descripción y cuidados



Fotos y características de la planta suculenta llamada Kalanchoe millotii. Consejos para el cultivo en el jardín.

La Planta suculenta Kalanchoe millotii

Kalanchoe millotii es una planta de pequeño porte (generalmente no supera los 60 cm de altura) muy común de encontrar en colecciones por la belleza de sus hojas cubiertas de pequeños pelos. Es oriunda de Madagascar.

Esta especie presenta tallos delgados que tienden a ramificarse con el tiempo. El crecimiento es vertical pero si algún tallo se dispone horizontal con respecto al sustrato, entonces  emite nuevas raíces de las cicatrices de las antiguas hojas y brotan nuevos tallos verticales. La disposición horizontal de los tallos incentiva la formación de plantas hijas.

La Planta suculenta Kalanchoe millotii


Las hojas son algo redondeadas con el borde aserrado muy marcado. Son de color verde oscuro con numerosos pelos blanquecinos tanto en el haz como en el envés; estos pelos le dan un color grisáceo a las hojas. Los tallos están cubiertos de pelos también. Las hojas se disponen opuestas y se desarrollan lentamente, es decir, el crecimiento de esta especie es bastante lento.

Las flores aparecen en inflorescencias terminales acompañadas de largos tallos con algunas hojas más pequeñas. Las flores son de color rojo-marrón con los pétalos blancos y los estambres expuestos. Todas las flores al igual que los tallos de las inflorescencias están cubiertas de pequeños pelos (igual que las hojas y los tallos principales).

Consejos para el cultivo

Esta planta es muy fácil de cuidar si vives en un país tropical o subtropical. En países templados debemos tener más en cuenta los siguientes requerimientos de cultivo:

Iluminación: Necesita crecer bajo fuentes de luz intensas pero nunca a pleno sol para evitar quemaduras. Se recomienda cultivar bajo luz solar filtrada por plantas de mayor talla o mallas protectoras.

Detalle de las hojas de la planta Kalanchoe millotii

Detalle de las hojas de la planta Kalanchoe millotii


Temperaturas: Requiere climas cálidos o frescos. Las temperaturas deben mantenerse constantes en un rango de 15-30°C. Temperaturas inferiores a los 10°C o heladas pueden dañar gravemente los tejidos de la planta y provocar su muerte. En climas templados debemos protegerla de los fuertes inviernos ubicándola en invernaderos o en el interior del hogar con buena fuente de iluminación y temperaturas elevadas con ayuda de la calefacción.

Sustrato: El mejor sustrato para esta planta debe constar con una mezcla de arena gruesa, trozos de barro y piedrecillas. La tierra debe tener un drenaje perfecto para evitar el encharcamiento; el agua encharcada pudre sus raíces en poco tiempo.

Frecuencia de riego: Regar solo cuando el sustrato este seco por completo. El exceso de riego puede pudrir las raíces y por consiguiente a la planta.

Poda: Eliminar rápidamente las hojas secas para evitar la aparición de hongos. Cuando la planta tenga más de 10 cm de altura debemos pinzar el ápice del tallo para incentivar la ramificación. Eliminar los tallos florales cuando la mayoría de las flores estén marchitas.

Plagas y enfermedades. Cuidado con las cochinillas, pulgones y moluscos (caracoles y babosas) que la atacan fuertemente. Las cochinillas y pulgones pueden ser eliminados de forma manual con un paño humedecido con alcohol; en el peor de los casos usar insecticidas. Los moluscos los puedes evitar ubicando a la planta en alturas o vasijas colgantes.

Otra foto de la planta Kalanchoe millotii

Otra foto de la planta Kalanchoe millotii


Multiplicación: Muy fácil de multiplicar por hojas o esquejes de tallos provenientes de una ramificación. Las hojas deben disponerse sobre un sustrato ligeramente húmedo y con el paso de las semanas aparecerán nuevos brotes de hojas y raíces. Los esquejes deben sembrarse en un sustrato arenoso húmedo; con el paso de 1-2 semanas formarán raíces y obtendrás una planta nueva.

Otras especies de Kalanchoe que debes conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario