lunes, 13 de junio de 2016

Las Fitonias, plantas de interior por excelencia



Características y fotografías de plantas ornamentales del género Fittonia, conocidas como Fitonias. Consejos básicos para el cultivo.

Las hermosas Fitonias, género Fittonia

Fittonia es un pequeño género de plantas herbáceas de la familia Acanthaceae muy utilizado en la decoración de jardines de interior. Existen muy pocas especies donde todas son muy similares y varían en el tamaño de sus hojas y coloración de la nerviación de estas. Todas se comportan como plantas rastreras que, si se cultivan en vasijas en alturas, las plantas tienden a ser colgantes. Por lo general no sobrepasan los 20 cm de altura y su crecimiento es más horizontal que vertical con el objetivo de cubrir grandes áreas. Todo el tallo y los nervios de las hojas presentan numerosos pelos blanquecinos de pequeño tamaño.

Fitonia en maceta, Fittonia verschaffeltii o Fittonia argyroneura

Fitonia en maceta, Fittonia verschaffeltii o Fittonia argyroneura


Las hojas se disponen siempre opuestas y con presencia de pequeños peciolos. Tienen forma redondeada-ovalada y la nerviación muy conspicua; la nerviación puede ser de color blanco o rosa-rojizo. El resto de la hoja se caracteriza por ser verde oscuro, algo más claro en algunas variedades. El haz de las hojas presenta la nerviación antes mencionada pero con su superficie lisa; el envés presenta la nerviación proyectada, es decir, se puede apreciar al tacto cada ramificación de los nervios.

Las flores son poco vistosas y se disponen en inflorescencias terminales formando espigas. Cada espiga tiene forma alargada con numerosas brácteas de color verde de las que surgen pequeñas flores. Las flores son poco vistosas y poseen una coloración blanca-amarilla. Por lo general se observan de 1-3 flores por espiga que se irán marchitando y reemplazando por otras nuevas más arriba en la inflorescencia.

Distribución geográfica de las Fitonias, género Fittonia

Este género de plantas es oriundo de zonas tropicales de América donde crece de forma natural en bosques húmedos. Son fáciles de encontrar en países como Perú, Ecuador y Brasil. En la actualidad son comercializadas hacia otras regiones tropicales del mundo por sus valores ornamentales.

Detalle de las hojas de una Fitonia, Fittonia verschaffeltii o Fittonia argyroneura

Detalle de las hojas de una Fitonia, Fittonia verschaffeltii o Fittonia argyroneura


Consejos para el cultivo

Estas plantas necesitan algunos cuidados fundamentales que permiten su óptimo crecimiento y salud. Sus requerimientos básicos son los siguientes:

Iluminación: Necesitan desarrollarse en ambientes bastante sombreados pero nunca a la sombra total, necesitan algo de luz. Nunca deben exponerse al sol porque las marchita en pocas horas y quema sus hojas de gravedad.

Temperaturas: Prefieren climas cálidos o frescos donde las temperaturas se mantengan superiores a los 20°C. Nunca exponerla a temperaturas inferiores a los 15°C y mucho menos a las heladas, son mortales.

Fitonia con nerviación rosada, Fittonia sp

Fitonia con nerviación rosada, Fittonia sp


Humedad: Mucha humedad ambiental. En su hábitat natural el ambiente es muy húmedo donde la humedad relativa es superior al 80%. En climas secos se recomienda pulverizar todos los días y ubicar la maceta sobre guijarros levemente sumergidos en agua. La maceta nunca debe tocar el agua.

Sustrato: Es necesario que el sustrato retenga bastante la humedad y por esto es conveniente la utilización de turba y tierra. Se recomienda utilizar vasijas plásticas para evitar la transpiración que ocurre en otros materiales como el barro. Si utilizas barro se recomienda que este pintada su superficie.

Frecuencia de riego: Regar con frecuencia para evitar que el sustrato se seque. Evitar los encharcamientos porque pudre las raíces. Regar preferiblemente con agua de lluvia.

Plagas y enfermedades. Las únicas plagas conocidas que atacan a estas plantas son los pulgones y algunos moluscos. Los pulgones puedes eliminarlos con las manos o con insecticidas específicos. Los moluscos puedes evitarlos si colocas la maceta en alturas. 

Los otros daños que pueden sufrir las fitonias están asociados a deficiencias en su cultivo. La escasez de agua es fácil de notar si observamos a la planta muy marchita y con hojas muy plegadas, riega urgentemente. La podredumbre de tallos y falta de pigmentación en las hojas aparecen por excesivos riegos y encharcamiento, redúcelos.

Otras acantáceas que te encantarán


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario