lunes, 20 de junio de 2016

La planta suculenta llamada Echeveria Peluda, Echeveria pulvinata



Características y fotografías de la planta suculenta conocida como Echeveria peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata. Consejos para el cultivo.

La Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata

Echeveria pulvinata es una especie de planta suculenta de la familia Crassulaceae (oriunda de México) muy popular en colecciones de todo el mundo por la belleza de sus hojas, flores y su fácil mantenimiento. Esta especie se caracteriza por ser una planta de pequeño porte con un bajo índice de ramificación del tallo central. Por lo general emite de 1-4 ramificaciones que se manifiestan con la división apical del tallo de la planta. Cada ramificación emite raíces que si hacen contacto con el sustrato pueden originar nuevas plantas.

Variedad o Híbrido de la la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata

Variedad o Híbrido de la la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata


Las hojas se disponen en rosetas (al igual que todas las plantas del género Echeveria) terminales donde en edades tardías podemos observar la región basal del tallo desnuda. Todas las hojas son carnosas, poseen un color verde intenso-con tonos grises y con los márgenes rojizos (solo si se exponen a fuentes de iluminación fuertes). Además tienen forma lanceolada (algo redondeadas en algunas variedades o híbridos) y cada hoja termina con una pequeña “espina” (no es una espina, es una proyección de la misma hoja pero se le llama de esta forma).

Lo más atractivo de las hojas es que se encuentran cubiertas por numerosos pelos blanquecinos a la vista (si se observan estos pelos al microscopio se puede observar que realmente son transparentes y globosos) tanto en el haz como en el envés. Estos pelos crean una textura muy agradable al tacto. Los pelos también se encuentran en los tallos.

Las flores son muy bonitas y se agrupan en inflorescencias racimosas que son sostenidas por largos tallos florales. Cada tallo floral posee hojas más pequeñas que las naturales de la planta. Las flores son anaranjadas-amarillas con matices rojos. Se pueden apreciar en el interior de estas flores numerosos estambres y el estigma multilobulado. 

 La época de floración se produce principalmente en temporadas primaverales. 

Flores de la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata

Flores de la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata


Otros nombres comunes

Planta de peluche, Echeveria de almohadillas. 

Consejos para el cultivo de la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata

Esta especie es muy fácil de mantener en el jardín y sus requerimientos de cultivo son muy sencillos. Aquí se los dejamos:

Iluminación: Necesita mucha luz para crecer y florecer. Admite cultivarse a pleno sol pero protegiéndola del sol intenso del verano para evitar quemaduras graves en las hojas. Nosotros recomendamos su cultivo bajo luz solar filtrada.

Temperatura: Mucho calor para su óptimo desarrollo. Debe crecer en climas con temperaturas superiores a los 20°C y mantenerse estables en el tiempo. Temperaturas inferiores a los 10°C son mortales. Proteger de inviernos fuertes en invernaderos.

Sustrato: El mejor sustrato es aquel dedicado a crasas y cactáceas. Si no tienes la posibilidad de adquirir este sustrato de calidad, te recomendamos crear una mezcla de piedrecillas, un poco de hojas maceradas, tierra común (poca) y algo de arena gruesa. El drenaje debe ser perfecto.

Foto de la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata

Foto de la Echeveria Peluda o de Terciopelo, Echeveria pulvinata


Frecuencia de riego: Esta especie tolera el agua mejor que otras suculentas. Debes regar cuando el sustrato este seco. En temporadas de mucho calor se puede regar hasta 2 veces por semana. Evitar los encharcamientos y excesos de agua. El riego debe efectuarse a la altura del sustrato para evitar mojar las hojas. Los pelos retienen las gotas de agua que pueden provocar la aparición de hongos.

Plagas y enfermedades: Es atacada frecuentemente por cochinillas y pulgones que debemos eliminar con rapidez. Por lo general estas plagas se alojan en la base de las hojas. También puede ser gravemente atacada por babosas y caracoles que podemos evitar si ubicamos la planta en lugares más elevados. 

Si las hojas se tornan algo flácidas es un síntoma de falta de agua. Regar urgentemente.

Si alguna región del tallo se observa de color marrón oscuro con ablandamiento del área es un síntoma de pudrición. Para recuperar la planta debes cortar el tallo 2 cm por encima del área dañada, esperar a que cicatrice el corte y volver a sembrar.

Multiplicación: Es muy fácil de multiplicar. Se multiplica por esquejes de hojas o tallos (ramificaciones) que debemos ubicar en un sustrato con buen drenaje y algo húmedo después que cicatricen los cortes.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario