viernes, 24 de junio de 2016

Manual para el Cultivo de Hortensias en el jardín



Cuidados básicos de las plantas ornamentales conocidas popularmente como Hortensias, género Hydrangea. Fotos de las flores de algunas de estas plantas.

Cuidados de las Hortensias, género Hydrangea

Las hortensias son plantas muy populares en la jardinería y floricultura en todo el mundo por la belleza inigualable de sus floraciones. Este nombre popular se le da a todas aquellas especies pertenecientes al género Hydrangea. Este género botánico cuenta con aproximadamente un centenar de especies donde podemos encontrar tanto árboles, arbusto o trepadoras. Las Hortensias más utilizadas con fines ornamentales son las arbustivas.

Flores de una Hortensia, género Hydrangea

Flores de una Hortensia, género Hydrangea

Estas plantas son muy comercializadas a nivel mundial y en algunas localidades pueden llegar a ser algo caras. A continuación compartimos con ustedes los cuidados básicos que necesitan para que su compra y cultivo sea provechosa:

Consejos de Cultivo

Iluminación: Estas plantas deben crecer en sitios bien iluminados aunque en algunas ocasiones sobreviven en ambientes con baja iluminación. También pueden llegar a tolerar el sol directo siempre y cuando la humedad relativa sea superior al 80%; en climas muy secos el sol las deshidrata en pocas horas. El lugar ideal para la mayoría de los climas es el cultivo a semisombra o bajo una malla filtradora de la luz solar. La luz filtrada del sol beneficia su crecimiento y floración.

Temperatura: Muchas especies crecen en climas templados y tropicales sin problemas, es decir, por lo general soportan un amplio rango de temperaturas. Las temperaturas inferiores a los -5°C y mayores a los 40°C son mortales. Se recomienda cultivarlas bajo temperaturas frescas a cálidas (15-25°C).

Sustrato: Todas las hortensias necesitan crecer sobre sustratos ácidos (pH<7) y la variabilidad en dicho pH tiene gran importancia en la coloración de las flores. Un pH>7 provoca la disminución de pigmentos (clorofila) en las hojas y por consiguiente una disminución en la formación de nutrientes por la fotosíntesis. Las hortensias que crecen sobre suelos básicos (alcalinos) tienden a morir en poco tiempo y/o su crecimiento y floración se reprime. Estas plantas además de suelos ácidos necesitan que exista una elevada concentración de nutrientes y que se mantenga constantemente húmedo. La turba no puede faltar para que esta retenga la humedad. 

Hortensia florecida, género Hydrangea

Hortensia florecida, género Hydrangea


Frecuencia de riego: Regar todos los días e incluso hasta dos veces si el calor es demasiado. La tierra nunca debe secarse por completo. Cuidado con el agua que utilizas porque puede provocar un aumento de pH en el sustrato si tiene una elevada concentración de Calcio. Si no quieres tener problemas asociados con la calidad del agua te recomendamos ubicar en tu hogar contenedores para almacenar el agua de lluvia y regar con esta. Pulverizar las hojas en horas de la tarde cuando el sol no es muy fuerte para mantener el ambiente húmedo.

Fertilización: Debes fertilizar en las épocas más cálidas del año porque en estas es que aparecen las flores. Los abonos que utilices deben ser específicos para plantas de suelos ácidos (acidófilas) porque si escoges otros, puedes provocar cambios en el pH de la tierra. La frecuencia de abonado debe ser una quincenal o mensual.

Poda: La mayoría de las especies que se cultivan son de hojas caducas, es decir, en una temporada del año las pierden por completo. La caída de las hojas es la señal que nos indica que podemos podar. Por lo general la caída de las hojas ocurre después de la floración. Se deben cortar a 2-3 cm sobre la tierra los tallos más antiguos y al ras de la tierra los más débiles. Todas las inflorescencias deben ser retiradas si se encuentran secas y los tallos más jóvenes no deben ser cortados (de estos surgirán las nuevas flores en la próxima primavera). La poda en las hortensias es fundamental para mantener el vigor de las plantas e incentivar la ramificación.  

Otra imagen de una inflorescencia de una Hortensia, género Hydrangea

Otra imagen de una inflorescencia de una Hortensia, género Hydrangea


Plagas y enfermedades: Cuidado con algunos pesticidas y las malas hierbas; pueden provocar un cambio de pH en el suelo que puede afectar a nuestras hortensias. La falta de pigmentación que provocan los suelos básicos se conoce como Clorosis. Esta patología debe ser subsanada con rapidez incorporando fertilizantes ricos en hierro.

Multiplicación: Mediante esquejes de tallos de más de 15 cm que contengan numerosas yemas y, si es posible, algunas hojas. Se recomienda sumergir la región del corte en hormonas de enraizamiento y luego sembrarlas en un sustrato húmedo y similar al de la planta madre.

Otros manuales de cultivo que te pueden interesar


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario