martes, 10 de mayo de 2016

Como proteger tus plantas del calor y el sol del verano



Consejos a tener en cuenta para proteger nuestras plantas del calor y sol intenso del verano. Fotos de plantas que toleran con o sin requerimientos.
 
Protege a tus plantas del calor y luz solar intensa del verano con estos 6 consejos


El verano se caracteriza por la permanencia de elevadas temperaturas, sol intenso y lluvias frecuentes asociadas a fenómenos naturales (Huracanes, tormentas, entre otros). La intensidad de esta estación varía en dependencia de la ubicación geográfica del país, siendo más intenso en las regiones tropicales. En esta publicación compartimos con ustedes algunos consejos que debes seguir, para proteger a tus plantas de las altas temperaturas y el fuerte sol de esta estación.

Protege a tus plantas del calor y luz solar intensa del verano con estos 6 consejos

1. Poner las plantas a la sombra y que solo incida sobre ellas el sol de la mañana y el de la tarde

Aunque existen muchas plantas capaces de tolerar el sol directo del verano acompañado de altas temperaturas, muchas de ellas pueden morir por quemaduras o transpiración si les incide el sol intenso de esta estación. Si tus plantas necesitan de la luz solar para desarrollarse con normalidad, debes exponerlas en horas de la mañana (7-10) y después de las 5 de la tarde. La luz solar del mediodía es la más intensa y es capaz de quemar hasta algunos cactus por ejemplo. 

2. Regar con frecuencia

El verano es la estación más cálida del año y junto a la luz solar, aumenta la transpiración de agua en nuestras plantas y seca con rapidez el sustrato. Si nuestras plantas reciben luz solar directa en días con más de 30°C, la tierra se secará en breve tiempo y las hojas pueden transpirar demasiada agua. En esta estación se recomienda regar con mayor frecuencia siempre atendiendo a la humedad del sustrato. Muchas plantas pueden secarse con rapidez si el sustrato se mantiene seco durante algunos días.

Las Madamas necesitan riegos frecuentes porque sus hojas transpiran con rapidez. Género Impatiens

Las Madamas necesitan riegos frecuentes porque sus hojas transpiran con rapidez. Género Impatiens


3. Nunca poner plantas en macetas de plástico al sol

Si tienes macetas plásticas, nunca las ubiques donde el sol les incida de forma directa. Es sol intenso es capaz de quemar el material y hacerlo muy frágil (puede quebrarse con facilidad). También este material es capaz de trasmitir altas temperaturas a las raíces y dañarlas de gravedad.

Los croton son capaces de tolerar el verano intenso sin problemas. Género Codiaeum

Los croton son capaces de tolerar el verano intenso sin problemas. Género Codiaeum


4. Trasplantar las plantas que se encuentren en macetas de barro

El barro es sin duda un material especial para cultivar plantas pero tiene una característica que puede afectarlas en el verano. Este material transpira la humedad de la tierra con rapidez que junto a las altas temperaturas, secarán el sustrato aún más rápido. Se recomienda trasplantar aquellas plantas que necesitan mantener un poco la humedad de la tierra a vasijas plásticas; también podemos introducir las macetas de barro en vasijas plásticas más grande rellenando los espacios vacíos con sustrato.

Begonia trasplantada a una maceta de plástico para que se mantenga la humedad durante más tiempo

Begonia trasplantada a una maceta de plástico para que se mantenga la humedad durante más tiempo


5. Poner piedras sombre el sustrato para que este retenga la humedad

Un método muy utilizado para retener un poco la humedad del sustrato es la ubicación de pequeñas rocas en su superficie. Este mantillo rocoso es capaz de ahorrarnos algunos días de riego y no transmite el calor a las raíces. 

La Banderita Española sobrevive a la luz solar y temperaturas elevadas del verano sin problemas. Lantana camara

La Banderita Española sobrevive a la luz solar y temperaturas elevadas del verano sin problemas. Lantana camara


6. Poner las macetas con plantas más susceptibles al calor sobre platos con agua para que se mantenga la humedad

Muchas plantas como las malangas, helechos y violetas africanas necesitan que el ambiente y el sustrato se mantengan húmedos durante todo el día. El remedio más utilizado es ubicar nuestras vasijas sobre platos para macetas que llenaremos de agua. Las plantas con estos platos, son capaces de extraer el agua que necesitan durante todo el día aunque las temperaturas sean muy altas. 

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:



No hay comentarios:

Publicar un comentario