martes, 19 de abril de 2016

La planta suculenta Kalanchoe rotundifolia. No te la pierdas!



Características y fotografías de la planta suculenta Kalanchoe rotundifolia. Consejos para su cuidado en el jardín y distribución geográfica. 

Kalanchoe rotundifolia, una planta suculenta ideal para cubrir macizos

Kalanchoe rotundifolia  es una especie de planta suculenta de la familia Crassulaceae bastante empleada en la decoración de jardineras por su abundante floración. A diferencia de otras especies del género Kalanchoe, posee flores bastante pequeñas y su tamaño es muy reducido; es una planta de pequeño porte. 

Kalanchoe rotundifolia en maceta

Kalanchoe rotundifolia en maceta


Se caracteriza por tener tallos finos bastante ramificados (las ramificaciones frecuentes que se observan en esta planta aparecen en las axilas de las hojas) que pueden alcanzar más de 50 cm de altura si crecen sobre otras plantas; generalmente se observa un crecimiento horizontal porque los tallos no soportan mucho peso (en pequeñas macetas los tallos pueden mantenerse erectos hasta 15 cm de altura). 

Las hojas son algo redondas o elípticas con el borde liso, suculentas, se disponen de forma opuesta en los tallos y pueden tener entre 1-3 cm de largo por 1,5-3 cm de ancho. Tienen coloración verde clara cuando se encuentran a pleno sol; en cultivo en interior con poca iluminación, se observan hojas más oscuras. Cuando esta planta se expone al sol, el borde de las hojas se observa de color púrpura. 

Las flores aparecen en inflorescencias racimosas (racimos) apicales acompañadas de largos tallos florales. El número de flores por inflorescencias varía en dependencia de la vitalidad de la planta; he observado plantas con racimos de solo 5 flores y otras con racimos de más de 15. Las flores son pequeñas y cilíndricas; están formadas por cuatro pétalos naranjas-rojizos (cada pétalo forma un ángulo de 90° con el otro, flores típicas de muchas especies del género). La región más cercana al interior de la flor posee una coloración amarillenta.

La época de floración comienza desde finales del invierno hasta principios del verano. En algunos países ha logrado florecer durante todo el año porque los inviernos son muy suaves. 

Flor característica de la planta Kalanchoe rotundifolia

Flor característica de la planta Kalanchoe rotundifolia


Cuando las flores son polinizadas se engrosan y forman cientos de pequeñas semillas de color marrón en su interior. 

Distribución geográfica de la planta Kalanchoe rotundifolia

Esta especie es oriunda de la región sur del continente africano donde crece entre árboles y arbustos. En la actualidad, su fácil cultivo ha permitido su comercialización a otros países por su valor ornamental.

Consejos para el cultivo

Esta especie es una de las plantas del género Kalanchoe más fácil de mantener en el jardín y una de las más resistentes. A continuación podrás conocer que necesita para estar siempre saludable y con flores.

Iluminación: Esta especie soporta estar a pleno sol sin problemas. Debemos protegerla del sol del mediodía en verano. Si ubicamos la planta en interiores bien iluminados, crecerá con normalidad pero florecerá menos. Un experimento realizado por nosotros fue la ubicación de dos plantas del mismo tamaño en diferentes fuentes de luz (una a pleno sol y otra bajo luz artificial); la planta en luz artificial no logró florecer mientras que la que se encontraba al sol, emitió numerosas inflorescencias.

Temperatura: Siempre cálidas. Esta planta no tolera temperaturas inferiores a los 10°C. El rango ideal se encuentra entre los 20-30°C.

Sustrato: Debe tener un drenaje perfecto para evitar el encharcamiento. 

Frecuencia de riego: Regar cuando el sustrato se encuentre seco. El exceso de riego provoca la caída del follaje y la pudrición de las raíces.

Planta Kalanchoe rotundifolia con botones florales en formación

Planta Kalanchoe rotundifolia con botones florales en formación


Abono: Esta especie realmente no lo necesita, es bastante prolífera y florífera por naturaleza.

Poda: Si cortamos las puntas de los tallos, favoreceremos a la ramificación de la planta.  

Plagas y enfermedades: Las plagas que más atacan a esta especie son las cochinillas, los pulgones y algunos moluscos (babosas y caracoles). Si aparecen cochinillas y/o pulgones debes eliminarlos con rapidez para evitar que se expandan y destruyan la planta. Los moluscos los puedes evitar si ubicas la planta en lugares inalcanzables para ellos.

Multiplicación: Se multiplica con facilidad a partir de esquejes foliares y ramificaciones del tallo; enraízan con rapidez. También podemos obtener plantas nuevas a partir de sus semillas; brotan rápido.

Otras plantas del género Kalanchoe que no te puedes perder


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario