martes, 8 de marzo de 2016

La Liana de Fuego, una trepadora espectacular. Pyrostegia venusta.



Fotografías de la floración y características generales de la planta trepadora conocida como Liana de Fuego, Pyrostegia venusta. Consejos para el cultivo.

La Liana de Fuego, Pyrostegia venusta

Pyrostegia venusta es una planta trepadora con follaje persistente durante todo el año y tallos leñosos que se irán engrosando con el paso de los años. Esta especie pertenece a la familia Bignoniaceae y es muy popular por su espectacular y numerosa floración. Las hojas se encuentran divididas en foliolos (generalmente tres aunque algunas veces, podemos encontrar solo dos) de colores verde intenso por el haz y envés. Los foliolos poseen entre 3-10 cm de largo por 4-8 cm de ancho.  Estos tienen forma de lanzas con el ápice más estrecho y la base redondeada; el envés posee numerosos pelos pequeños de color blanquecino y el haz generalmente carece de ellos. Estos pelos son utilizados para retener el agua proveniente del rocío de las mañanas.

Floración explosiva de la Liana de Fuego, Pyrostegia venusta

Floración explosiva de la Liana de Fuego, Pyrostegia venusta


El tallo es muy ramificado con numerosos zarcillos que utiliza para trepar sobre cualquier objeto. Con el paso de los años la planta puede cubrir más de 30 m2 de área. El crecimiento es bastante acelerado y con facilidades de control en su crecimiento, es decir, podemos guiarla para cubrir los espacios que deseemos.

El aspecto más llamativo de esta planta está en su increíble floración. Si la planta es bastante grande, podemos encontrar cientos de flores en menos de 3 meses. Las flores se caracterizan por ser cilíndricas y acampanadas; la corola puede alcanzar los 5 cm o más de largo. Las flores poseen un color anaranjado-rojo muy llamativo. La floración ocurre a partir de racimos florales que surgen de las ramas; cada rama puede albergar decenas de flores.

Esta planta solo florece entre el otoño y el invierno para crecer aún más en primavera y verano.

Distribución geográfica de la Liana de Fuego, Pyrostegia venusta

Pyrostegia venusta es nativa de países de Suramérica pero en la actualidad, se encuentra en casi todas las regiones tropicales del mundo por su valor ornamental. Es una planta muy cultivada con fines comerciales aunque aún no es muy conocida como otras plantas trepadoras.

Flores de cerca de la Liana de Fuego, Pyrostegia venusta

Flores de cerca de la Liana de Fuego, Pyrostegia venusta


Otros nombres comunes

Lluvia de oro, Bignonia de invierno, Trompetero Naranja, Lluvia de Fuego, Bignonia ígnea.  

Consejos para el cultivo de la Liana de Fuego, Pyrostegia venusta

Esta especie es bastante fácil de cultivar pero necesita de requerimientos particulares para su óptimo crecimiento y floración. 

Iluminación: Necesita crecer en sitios muy iluminados o a pleno sol. Tolera bastante bien crecer a semisombra pero necesita obligatoriamente de 3-5 horas de sol al día. Según mi experiencia, recomiendo que crezca bajo luz solar intensa.

Temperatura: Siempre debe ser cálida y mantenerse bastante estable durante todo el año. Esta especie es susceptible a temperaturas muy bajas y/o heladas. Las temperaturas ideales para su crecimiento y floración deben encontrarse entre los 20-28°C.

Sustrato: Tolera casi cualquier sustrato, siempre y cuando, este sea algo ácido. El PH debe rondar entre los 5-7. El sustrato debe tener un drenaje perfecto y un poco empobrecido con respecto a la materia orgánica. Para mejorar el drenaje, debemos añadir a la tierra, un poco de gravilla y arena gruesa. Se recomienda cultivar en tierra firme y no en macetas por su profundo sistema de raíces.

Pyrostegia venusta cubriendo el techado de un hogar

Pyrostegia venusta cubriendo el techado de un hogar


Frecuencia de riego: Este aspecto es uno de los que no debemos preocuparnos mucho. Necesita poca agua para su buen crecimiento; con un riego quincenal basta para satisfacer las necesidades de agua. El riego siempre debe ser profundo pero evitando el encharcamiento.

Abono: No requiere suministro de abono en fases de crecimiento. Podemos incorporar un poco de humus de lombriz a principios de otoño para incentivar la floración.

Poda: Este aspecto es esencial para la salud y estética de esta planta. Debemos podarla intensamente después de la época de floración. Se deben eliminar las ramas secas y darle forma a la planta para evitar que crezca en exceso. La poda provocará que se ramifiquen las ramas y el follaje se torne más denso. Si podamos anualmente obtendremos floraciones más numerosas cada año.

Plagas y enfermedades: Es una planta muy resistente a las plagas. El exceso de agua puede pudrir sus raíces.

Multiplicación: Es fácil multiplicarla a partir de esquejes de ramas cortados después de la floración. Se pueden obtener plantas nuevas a partir de semillas si la planta logra fructificar. 

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario