jueves, 17 de marzo de 2016

8 consejos para tener un jardín que no necesita muchos cuidados



8 consejos para mantener un jardín que se cuida solo. Fotografías de las plantas que más se utilizan en este tipo de jardines.

Muchas de las personas que somos amantes a las plantas, no tenemos mucho tiempo para dedicarles y cuidarlas. Numerosas veces tenemos como obstáculo, la disponibilidad de agua y de materia orgánica para el abono de estas. Hoy les proponemos una forma de poder combatir todas estas dificultades y poder tener un espacio dedicado a nuestras plantas. Nuestra idea se basa en el uso de la xerojardinería, que no es más que una técnica en la que se propone reducir el uso de agua, de fertilizantes, productos químicos y nuestro tiempo de atención a las plantas.

Conjunto de plantas en un jardín xerófilo

Conjunto de plantas en un jardín xerófilo


1. ¿Qué plantas podemos utilizar?

Las plantas ideales para confeccionar jardines que no necesiten muchos cuidados, son las crasas o suculentas. Estas plantas generalmente proceden de climas secos, por lo que es muy importante mantenerlas en lugares donde el frío no sea una amenaza.

Las plantas suculentas en su mayoría, pertenecen a las familias Crassulaceae, Euphorbiaceae y Cactaceae. Entre las crasuláceas, las plantas que podemos cultivar con mayor facilidad son los sedums, las crásulas, los kalanchoes y las echeverias.

Entre las cactáceas, las más populares y fáciles de cultivar son las opuntias, los cactus erizo (Echinocactus sp), cactus columnares, astrofitums, equinocereus, melocactus y mammillarias. Otros grupos de plantas ideales para jardines de este tipo son las agaváceas, siendo las especies más populares, los agaves.


2. ¿Qué hacer si vives en zonas templadas?

Existen especies de suculentas nativas de zonas montañosas que si están adaptadas a los cambios de temperatura entre la noche y el día, lo que las hace adecuadas para utilizarlas en climas templados.


3. Si queremos flores en el jardín, ¿Qué hacemos?

Si queremos flores, las bromeliáceas y las euforbiáceas suelen ser las más adecuadas, porque aparte de que necesitan pocos cuidados, harán de nuestro jardín un espectáculo. También podemos utilizar portulacas; entre ellas, la famosa diez del día (Portulaca pilosa) o la verdolaga (Portulaca oleracea).

Una especie de Echeveria florecida; estas plantas son ideales para este tipo de jardín

Una especie de Echeveria florecida; estas plantas son ideales para este tipo de jardín


4. ¿Cuál es la temperatura ideal?

Muchas de las especies que se utilizan en la xerojardinería provienen de climas cálidos donde las temperaturas superan los 25 °C. Si vives en zonas templadas, asegúrate de utilizar especies resistentes al frío.

5. ¿Cuándo debemos regar?

Como ya habíamos dicho, estos jardines se basan en reducir los recursos hídricos a utilizar. Puedes regar una vez por semana las plantas que crecen en tierra firme. Si tus plantas están en macetas, puedes regar 2 veces por semana porque el agua drena más rápido, y más aún si las macetas son de barro. Si las temperaturas son bajas, solo regar una vez cada 15 días.

Colección de plantas suculentas para su futura siembra en xerojardines

Colección de plantas suculentas para su futura siembra en xerojardines


6. ¿Es bueno fertilizar?

No es recomendado el uso de fertilizantes químicos para este tipo de plantas. Una buena opción es el humus de lombriz, pero recuerda no fertilizar con mucha frecuencia. Mucho cuidado porque la materia orgánica puede provocar podredumbres en las raíces y la proliferación de nemátodos.

7. ¿Poca o mucha iluminación?

Es muy importante una buena iluminación. Muchas de estas plantas necesitan una exposición directa al sol; sin embargo otras no soportan el sol directo el cual puede provocarle quemaduras.

Los agaves son ideales para crear jardines de este tipo porque no necesitan cuidados específicos

Los agaves son ideales para crear jardines de este tipo porque no necesitan cuidados específicos


8. ¿Cómo se multiplican?

Generalmente por propagación vegetativa. Muchas de estas plantas, sobre todos las crasuláceas se pueden multiplicar utilizando hojas como esquejes.  Otra forma es mediante ramas, por división de la planta adulta y por semillas.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:


No hay comentarios:

Publicar un comentario