lunes, 28 de marzo de 2016

El Arbusto Camarón, Justicia brandegeeana



Fotografías y características de la planta conocida popularmente como Camarón, Justicia brandegeeana. Consejos para el cultivo de esta especie.

El arbusto Camarón, Justicia brandegeeana


El arbusto Camarón, Justicia brandegeeana

Justicia brandegeeana es una especie arbustiva de la familia Acanthaceae muy cultivada como planta ornamental por su hermosa floración. Este arbusto se caracteriza por mantener su follaje durante todo el año. Tiene tallos muy ramificados de color verde oscuro con los entrenudos muy marcados y de color pardo-oscuro. Esta especie no sobrepasa el metro de altura pero si puede cubrir unos 5 metros cuadrados de área por planta.

Las hojas en esta especie son algo ovaladas y no muy grandes (2.5-8 cm de largo por 4-8 cm de ancho); en algunas ocasiones se pueden observar hojas asimétricas. La coloración del haz es verde oscura y el envés algo más claro. Las hojas se encuentran cubiertas de pequeños pelos blanquecinos al igual que el peciolo. También poseen el margen entero con irregularidades en algunas ocasiones.

La floración es el principal atractivo de esta especie. Las flores surgen acompañadas de un conjunto de brácteas y se disponen en inflorescencias conocidas como espigas. Las inflorescencias aparecen en el ápice de los tallos o las axilas de las hojas; cada flor surge rodeada de numerosas brácteas rojizas (las brácteas más jóvenes son de color amarillo-verdoso) que van creciendo en número mientras la inflorescencia vaya desarrollándose. Las flores son blancas y alargadas; y su interior posee numerosas manchas púrpuras.  La polinización es realizada frecuentemente por zunzunes y colibríes. 

En climas tropicales se pueden observar flores durante todo el año. Al parecer, las altas temperaturas favorecen la floración.

El nombre popular de esta planta está relacionado con el parecido de la forma y disposición de sus brácteas, con la cola de un camarón.

Distribución geográfica

Esta especie es oriunda de países de Centroamérica (México, Honduras, Guatemala) donde crece de forma silvestre. En la actualidad se cultiva en todas las regiones tropicales del mundo por su valor ornamental; muchos viveros la cultivan en grandes cantidades para su comercialización. Es muy común en países del Caribe.

Foto de la planta florecida; Camarón, Justicia brandegeeana

Foto de la planta florecida; Camarón, Justicia brandegeeana


Curiosidades

Esta especie es generalmente sembrada en conjunto con otro arbusto de inflorescencias parecidas e igual nombre popular; Pachystachys lutea. La combinación entre estas dos especies en época de floración, generan un espectáculo de inflorescencias.

Consejos para el cultivo del Camarón, Justicia brandegeeana
 
Este arbusto es muy fácil de cultivar en los trópicos y es muy resistente a las condiciones climáticas tropicales. Les dejamos algunos consejos para su óptimo cultivo.

Iluminación: Necesita crecer en sitios muy iluminados pero nunca a pleno sol durante muchas horas. Tolera algunas horas de sol al día. Recomiendo cultivarla bajo la luz filtrada de grandes árboles o mallas protectoras.

Temperatura: Necesita crecer en climas cálidos durante todo el año. Es susceptible a morir si las temperaturas se encuentran por debajo de los 10°C. El rango de temperatura óptimo se encuentra entre los 20-28°C.

Otra foto de las inflorescencias del Camarón, Justicia brandegeeana

Otra foto de las inflorescencias del Camarón, Justicia brandegeeana


Sustrato: Tolera casi cualquier tipo de suelo siempre y cuando, tenga un drenaje perfecto. Si el suelo es algo rico en materia orgánica, mucho mejor.

Frecuencia de riego: Es una especie que tolera de forma natural la escasez temporal de agua. Cuando el arbusto es muy pequeño, debemos regar profundamente de 2-3 veces por semana en dependencia de las temperaturas ambientales. Evitar el encharcamiento del agua porque las raíces se pudrirán con rapidez.

Plagas y enfermedades: Es una planta bastante resistente a las plagas. Puede ser atacada en algunas ocasiones por pulgones y cochinillas que debemos eliminar con insecticidas o manualmente. La pudrición en las raíces puede ocurrir por exceso de agua o encharcamiento provocado por un sustrato poco permeable.

Multiplicación: Es muy fácil de reproducir a partir de esquejes de tallos que enraizarán con rapidez en un sustrato con buen drenaje y ligeramente húmedo.

Otras acantáceas que no pueden faltar en tu jardín


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario