lunes, 11 de enero de 2016

Conozca al Manto de Rey, Thunbergia erecta



Fotos y descripción de la planta ornamental conocida popularmente como Manto de Rey, Thunbergia erecta. Consejos para el cultivo.

El Manto de Rey o Tumbergia, Thunbergia erecta

Thunbergia erecta es una planta arbustiva de crecimiento rápido que está ubicada en la familia Acanthaceae. Del género Thunbergia es una de las especies más populares por sus abundantes flores y amplio período de floración. Esta especie se caracteriza por tener tallos delgados, coloración marrón-grisácea muy ramificada y  consistencia leñosa que crecen con facilidad en muy poco tiempo. El crecimiento de esta planta en condiciones ambientales favorables puede llegar a sobrepasar los 3 metros de altura.

Flor característica del Manto de Rey, Thunbergia erecta

Flor característica del Manto de Rey, Thunbergia erecta


Las hojas son anchas y redondeadas hacia la base con el extremo en forma de lanza (lanceolada). Tiene el borde irregular (dentado; poco evidente). Tienen un color verde intenso por el haz que brilla con la luz solar.

Las flores son de tubulares-atrompetadas que surgen solitarias de los tallos más expuestos; sujetas a un cuello floral de más de 3 cm. Estas son pentalobuladas, es decir los pétalos están soldados formando 5 lóbulos que varían en coloración según la variedad. El color más frecuente en las flores es el púrpura-azul oscuro en los pétalos soldados (lóbulos) y el interior o garganta floral de color amarillo. Existe una variedad llamada Tumbergia erecta var alba con flores totalmente blancas.

La época de floración en climas no tropicales está restringida a las épocas más cálidas del año (marzo-agosto). En zonas tropicales florece durante todo el año pero el mayor número de flores por planta ocurre en verano. Hay una estrecha relación entre la floración y las altas temperaturas en esta especie.

Distribución geográfica del Manto de Rey, Thunbergia erecta

Thunbergia erecta es originaria De la región tropical del continente africano y asiático. Esta especie ha sido introducida en el Nuevo Mundo (América) por su alto valor ornamental y se ha naturalizado sin problemas en muchas regiones (principalmente en países tropicales).

Consejos para el cultivo del Manto de Rey, Thunbergia erecta

Esta especie es muy resistente y de muy fácil cultivo si crece en regiones tropicales. En zonas templadas debemos tener en cuenta los siguientes consejos para evitar daños o muerte de esta planta.
Iluminación: Debe cultivarse a pleno sol o semisombra. En lugares más soleados la floración se verá beneficiada y numerosa que en lugares con algo de sombra.

Vista lateral de la flor del Manto de Rey donde se observa su forma atrompetada, Thunbergia erecta

Vista lateral de la flor del Manto de Rey donde se observa su forma atrompetada, Thunbergia erecta


Temperatura: Debe crecer a temperaturas estables y cálidas que se encuentren entre los 20-30°C o más durante todo el año. No tolera temperaturas inferiores a los 10°C y mucho menos las heladas. Cultivar en invernaderos en climas templados. Bajas temperaturas provocarán la perdida de las hojas y muerte de la planta.

Ventilación: Lugares altamente ventilados con corrientes de aires constantes. Al aire libre se recomienda por un aumento del flujo de aire ambiental.

Frecuencia de riego: Regar con frecuencia (2-3 veces por semana) en temporadas más cálidas del año. Regar 1-2 veces por semana en invierno dependiendo de cómo se comporten las temperaturas. El suelo debe permanecer húmedo pero no encharcado.

Donde cultivar: Esta especie es apta para cultivar en macetas grandes siempre y cuando se le suministre el agua y las condiciones ambientales óptimas. Se recomienda cultivar en climas tropicales en tierra firme para obtener floraciones abundantes. En climas templados cultivar en macetas o invernaderos para proteger de las heladas de invierno.

Flor característica del Manto de Rey en su forma blanca, Thunbergia erecta var alba

Flor característica del Manto de Rey en su forma blanca, Thunbergia erecta var alba


Poda: Debemos podar nuestro arbusto periódicamente para que se ramifique con facilidad y se torne más denso su follaje. Se deben recortar las secciones del tallo más nuevas (no leñosas).

Plagas y enfermedades: La caída de las hojas o pudrición de sus raíces pueden estar asociadas a bajas temperaturas o excesos de riegos. Puede ser atacada por pulgones que debemos controlar con insecticidas.

Multiplicación: La forma más sencilla de obtener plantas nuevas es a partir de esquejes de secciones jóvenes del tallo. Deben ser cortados en primavera y sembrados en sustrato muy parecido al de la planta madre. La multiplicación por semillas es efectiva pero más lenta; deben sembrarse en tierra con temperaturas ambientales superiores a los 20°C.

Otras Tumbergias que deberían conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario