miércoles, 20 de enero de 2016

Kalanchoe laxiflora, una suculenta hermosa y fácil de cultivar



Características y fotografías de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora. Consejos para su cultivo en el jardín y distribución geográfica.

Vista de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora

Vista de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora


Kalanchoe laxiflora, sus características y cultivo

Dentro de los cientos de especies que contiene el género Kalanchoe encontramos esta en particular con algunas peculiaridades que la hacen una planta ideal para decorar y cultivar. Esta especie se encuentra en una sección del género llamada Bryophyllum, donde las plantas presentan características específicas: se reproducen asexualmente por las hojas, generando pequeñas plántulas en los márgenes.

Kalanchoe laxiflora se caracteriza por tener tallos alargados y algo ramificados que logran alcanzar entre los 30-50 cm de altura en las condiciones adecuadas. Esta especie posee un crecimiento acelerado donde surgen nuevas hojas y tallos de casi cualquier región del tallo central. Las hojas son una de las estructuras más llamativas de la especie porque la coloración de los márgenes varía en dependencia de la intensidad de la luz que reciban.

 Las hojas crecen opuestas con márgenes pequeños pero visibles; las hojas tienen bordes irregulares y aserrados. La coloración de los márgenes va desde el rosa hasta el morado oscuro y en algunos casos, donde la luz sea pobre, pueden ser amarillos verdosos. Las coloraciones más oscuras aparecen con mayor intensidad de la luz. Solo los bordes son coloridos mientras el resto de la hoja posee una coloración verde claro. 

Las flores aparecen a partir de inflorescencias terminales acompañadas de un tallo floral. Las flores son numerosas y cilíndricas. La coloración de las flores en la misma especie varía considerablemente; los colores más comunes son el amarillo y el rosa. La época de floración no está muy bien determinada aunque florece principalmente en épocas cálidas como el verano y otoño.

Detalles del tallo y las hojas de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora

Detalles del tallo y las hojas de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora


Distribución geográfica

Es una especie nativa de Sudáfrica pero ha sido comercializada por todo el mundo como planta ornamental. 

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora

Esta especie es una planta muy prolífica y de rápido crecimiento que no necesita de muchos requerimientos, es decir, su cultivo es bastante sencillo. Si sigues estos consejos tendrás una planta saludable, hermosa y con un crecimiento adecuado:

Iluminación: Debe crecer en lugares muy iluminados para lograr la coloración más llamativa de las hojas. Soporta crecer en interior siempre que la iluminación sea la adecuada. No ubicar a pleno sol; se recomienda que crezca bajo luz de sol filtrada.

Temperatura: La temperatura óptima para su crecimiento debe encontrarse entre los 20-25°C o más durante todo el año. Las temperaturas deben mantenerse estables y no bajar a menos de 15°C donde la planta empezará a sufrir daños (caída de hojas o pudrición de raíces y tallos) o muerte.

Frecuencia de riego: Regar solo cuando el sustrato este lo suficientemente seco al tacto. El riego más utilizado es una vez al mes en invierno y una vez cada 15 días en las demás estaciones. Si el verano es muy caluroso puede necesitar un riego por semana.

Cultivo de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora

Cultivo de la planta suculenta Kalanchoe laxiflora


Sustrato: Es muy tolerante a casi cualquier tipo de sustrato siempre y cuando este, tenga una drenaje perfecto. El agua debe drenar bien para que el sustrato se seque con rapidez. El drenaje puede favorecerse mezclando tierra de jardín con arena gruesa y piedras pequeñas.

Plagas y enfermedades: Pueden ser atacadas por pulgones y ácaros pero el principal enemigo de esta especie es el exceso de agua. El encharcamiento provoca la pudrición de las raíces y la posterior muerte de la planta. El exceso de humedad favorecerá la aparición de hongos que destruirán las raíces.

Reproducción: Se multiplica fácilmente a partir de esquejes de tallos u hojas. Es una especie bastante prolífica y con solo extraer un pequeño tallo (de una ramificación) u hoja podremos obtener una planta nueva porque enraizarán con rapidez.

Otras plantas suculentas que deberías conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario