domingo, 3 de enero de 2016

¿Cómo hacer un Xerojardín o jardín xerófilo?



Aspectos a tener en cuenta para elaborar un jardín xerófilo o xerojardín en nuestro hogar o espacio del jardín. Plantas más utilizadas.

Que hacer para crear un jardín xerófilo o xerojardín

Un jardín es un espacio donde se cultivan plantas, y se le añaden otros elementos decorativos como fuentes, esculturas y pequeños lagos para el disfrute de los sentidos. A lo largo del tiempo los jardines han variado en sus estilos. Estos diversos estilos están muy vinculados a las condiciones del espacio que disponemos, la temperatura, la humedad, la incidencia del sol, entre otros factores.  

Xerojardín o jardín xerófilo con cactus y suculentas

Xerojardín o jardín xerófilo con cactus y suculentas


Existen diversos tipos de jardines basándonos en lo anteriormente dicho, por ejemplo, jardines acuáticos, jardines silvestres, jardines tropicales y los jardines xerófilos que son en los que se centra nuestra publicación de hoy.

Primeramente deberíamos entender que es un jardín xerófilo. La palabra xerófilo significa  amante a lo seco, y como sabemos que los jardines principalmente se basan en el cultivo de plantas, entonces podríamos definir como jardín xerófilo al espacio que dedicamos para el cultivo de plantas que se desarrollan en medio seco. Es decir, plantas adaptadas a un ambiente donde la escasez de agua es la principal  característica.

Tenemos dos grandes beneficios al contar con un jardín xerófilo. Primeramente, nuestras plantas no sufrirían ante sequías y no necesitaríamos tanta agua, que es un recurso que cada día está más caro y más escaso. 

Para hacer un jardín de este estilo lo primero que necesitamos es contar con un espacio que tenga las condiciones necesarias. 

Sustrato

El sustrato es un factor muy importante para la estética de nuestro xerojardín y la salud futura de nuestras plantas. Este debe contar con un drenaje perfecto debido a que las plantas que generalmente crecen en lugares secos necesitan que el sustrato se seque con rapidez. El sustrato ideal para nuestro xerojardín sería una mezcla de piedras pequeñas, arena gruesa, tierra de jardín con poca arcilla y rocas de río (esta mezcla mejora el drenaje y la estética).

Los cactus son las principales plantas en los jardines xerófilos

Los cactus son las principales plantas en los jardines xerófilos


Para la estética del jardín podemos colocar rocas de diferentes tamaños y podemos aprovechar cualquier orificio de estas, para la siembra de plantas pequeñas (crasas por ejemplo). El objetivo es imitar lo más posible a un hábitat desértico. Debemos colocar un mantillo de rocas pequeñas y arena en la superficie del sustrato para hacerlo más atrayente.

Temperatura

Uno de los  factores que más debemos considerar es la temperatura. Generalmente las plantas que están adaptadas a climas secos requieren temperaturas muy altas para su desarrollo. Por tanto, los espacios más ideales para hacer este tipo de jardines están en zonas tropicales. Es muy difícil, contar con este tipo de jardines en climas templados, pero no obstante, siempre se pueden hacer modificando las condiciones ambientales con la construcción de invernaderos o haciendo uso de la calefacción.

Jardín xerófilo o xerojardín en un invernadero

Jardín xerófilo o xerojardín en un invernadero


Frecuencia de riego

Un xerojardín, como el nombre lo indica, consta con plantas adaptadas a ambientes secos, donde el riego debe ser muy escaso. Hay que tener mucho cuidado, porque las plantas que se pueden utilizar en este tipo de jardines suelen tener patrones de riego diferentes. Debemos conocer cada planta que incorporemos a nuestro xerojardín para planificar correctamente la frecuencia de riego de cada una.

Plantas a utilizar

Existen muchas plantas ideales para nuestro jardín xerófilo. Existen especies de todos los tamaños que viven en estos hábitats de forma natural y algunas, con flores muy llamativas. Los géneros de plantas suculentas no cactáceas más populares en este tipo de jardines son: Echeveria, Sedum, Graptopetalum, Adenium (rosas del desierto), Portulacaria, Aloe (la sábila por ejemplo: Aloe vera), Agave, Sempervivum (las siemprevivas), Haworthia, entre otros muchos que se utilizan también.

Las famosas plantas del género Echeveria no pueden faltar en nuestro xerojardín

Las famosas plantas del género Echeveria no pueden faltar en nuestro xerojardín


Pero las plantas que no pueden faltar en un xerojardín son los populares cactus. Existen también miles de especies que puedes utilizar, pero lo más atractivo sería cultivar especies de gran porte como las del género Opuntia, Pachycereus, Neoraimondiao Echinocactus, y especies pequeñas como las del género Melocactus

Podemos escoger entre miles de variantes para nuestro xerojardín y construirlo al gusto de cada persona.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario