lunes, 7 de diciembre de 2015

Tipos de macetas para cultivar en casa. Ventajas y desventajas



 Diversidad de macetas para cultivar plantas en nuestro jardín. Fotografías y características de cada una. Ventajas y desventajas para ciertas plantas.

Conoce las ventajas y desventajas de cada tipo de maceta

Hoy nuestra publicación tratará sobre las ventajas y desventajas de cultivar plantas en cada tipo de maceta.  Las macetas se pueden fabricar de distintos materiales, los cuales pueden ser plástico, barro, hormigón y madera.

Macetas de plástico

Este tipo de macetas suelen ser muy económicas y ligeras. Son las indicadas para sembrar plantas que necesitan un sustrato constantemente húmedo, pero hay que tener mucho cuidado porque suelen calentarse con facilidad y por tanto influir en el crecimiento de las plantas. Son ideales para las violetas africanas, el brócoli, las espinacas y las begonias. No son muy atractivas debido a su aspecto artificial, pero se fabrican muchas que imitan a las de barro. Se decoloran fácilmente por la incidencia del sol (no es recomendable exponerlas directamente); son más indicadas para plantas de sombra. Es muy importante  que el drenaje funcione perfectamente; debe haber varios orificios en la base por donde escurra el agua.

Maceta de plástico para el cultivo de orquídeas, en este caso una Phalaenopsis

Maceta de plástico para el cultivo de orquídeas, en este caso una Phalaenopsis


Macetas de barro

Estas macetas se caracterizan por lo atractivas que son debido a su aspecto natural. Pero presentan un gran inconveniente; son muy frágiles y suelen romperse con mucha facilidad. En climas cálidos presentan otro problema, al contener las paredes porosas, el agua del sustrato se evapora con mucha facilidad. Esto provoca que no sean muy adecuadas para plantas que necesitan un sustrato bien húmedo, aunque el problema se puede resolver; regando con frecuencia. Son ideales para plantas de ambientes secos como los cactus y las suculentas. No son adecuadas para climas fríos porque las heladas fuertes pueden romperlas.

Mini-cultivos de plantas suculentas en macetas de barro

Mini-cultivos de plantas suculentas en macetas de barro


Macetas de hormigón y piedras

Estas suelen ser las macetas más resistentes y duraderas. Son muy decorativas, sobre todo en ambientes rústicos. Mantienen muy bien la humedad siendo ideales para plantas de ambientes húmedos. Son amortiguadoras de la temperatura, y así las plantas pocas veces se ven dañadas por los cambios de esta. Tiene como principal inconveniente que son muy difíciles de mover debido a su peso. Son muy fáciles de fabricar, en casa las podemos hacer. Solo se necesita cemento, arena, y piedras. Se hace una mezcla con estos materiales y se pone sobre un molde (no olvidar perforar y crear pequeños agujeros para el drenaje), y en un día la maceta estará lista.
 
Planta creciendo en una maceta creada con hormigón y piedras

Planta creciendo en una maceta creada con hormigón y piedras


Macetas de madera

Las macetas elaboradas con madera son muy atractivas porque son 100% naturales. Son muy fáciles de construir y las podemos hacer de varios diseños. Solo necesitamos cortar fragmentos del tronco de alguna planta leñosa de tallo fino. Cuando tengamos varios trozos de troncos solo debemos usar la imaginación y con ayuda de clavos o alambres sujetamos unos con otros. Estas macetas además de atractivas son muy recomendadas para las plantas porque mantienen la temperatura del sustrato cuando las temperaturas ambientales cambian de forma brusca. Lo ideal es utilizar plantas (para la construcción de las macetas) que sus troncos sean bastantes resistentes a la pudrición; para conservar los troncos aún más, podemos utilizar sustancias conservantes. Para que nuestras macetas retengan la humedad debemos barnizar los troncos.

Maceta con forma de cesta construida a partir de troncos de plantas leñosas

Maceta con forma de cesta construida a partir de troncos de plantas leñosas


La planta que más utilizo para la fabricación de macetas es el conocido popularmente como marabú (Dichrostachys cinerea) porque su madera es muy resistente a la pudrición y bastante dura. Esta planta es potencialmente invasora y si la corto de vez en cuando contribuyo a regular sus poblaciones.

Las macetas de madera también pueden ser creadas a partir de tablas que provienen de árboles grandes.

Consejos para el cultivo en todas las macetas

Un método muy efectivo para que nuestras plantas crezcan con el sustrato bien aireado y húmedo es echando de 1-3 lombrices de tierra en dependencia del tamaño de la maceta. Estos organismos removerán la tierra poco a poco y permitirán que el aire y agua entre hacia lo más profundo del sustrato y además sus heces servirán de fertilizante. También debemos cambiar la maceta cada 1-3 años en dependencia del crecimiento de la planta que contiene; la maceta nueva debe ser más grande. 

Más consejos de jardinería para ti


Síguenos en nuestras redes sociales:


No hay comentarios:

Publicar un comentario