miércoles, 30 de diciembre de 2015

La flor de la pasión, pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis



Fotos y características de la planta Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis. Consejos para el cultivo, propiedades medicinales y distribución geográfica.

La flor característica de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis

La flor característica de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis


La Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis

Passiflora edulis es una planta trepadora perteneciente a la familia Passifloraceae. Esta especie es una planta enredadera que se sujeta a partir de estructuras llamadas zarcillos (son delgados con forma espiral) que surgen de las axilas de las hojas. Estos zarcillos se extienden hasta que hacen contacto con la estructura a fijarse (rama, roca, enrejado, etc.) y se enrolla sobre esta y fijarse. Las hojas son muy grandes y generalmente poseen tres lóbulos muy conspicuos (en fases tempranas de crecimiento la planta puede presentar hojas sin lóbulos). 

Esta especie posee un crecimiento bastante rápido y es muy utilizada para cubrir enrejados y muros (pueden cubrir más de 5 metros cuadrados de área en pocos meses).

Las flores son muy llamativas y aromáticas. Esta tiene la forma peculiar de todas las flores de la familia Passifloraceae. Se pueden observar 5 pétalos y 5 sépalos de color blanco. La flor forma un círculo casi perfecto donde se disponen las estructuras reproductivas (estambres y carpelos) en el centro de la flor. Los 5 estambres se disponen verticalmente formando un círculo y 3 carpelos más prominentes. Por debajo de las estructuras reproductivas se disponen numerosos filamentos de color blanco hacia el ápice y púrpuras-azules hacia el centro de la flor. Las flores generalmente se encuentran entre los 5-6 cm de diámetro pero en algunos cultivares se han encontrado algunas de más de 8 cm. La época de floración ocurre desde agosto-diciembre aunque puede extenderse hasta febrero.

Vista lateral de la flor de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis

Vista lateral de la flor de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis


Los frutos (bayas) son casi esféricos a ovalados (son  y de color verde claro. Son muy aromáticos y poseen una cubierta bastante gruesa. Existen variedades de esta especie donde los frutos poseen diferentes colores en su cubierta. Hay variedades que poseen frutos amarillos, rojizos y morados. Los frutos son comestibles y tienen alta concentración de vitaminas.

Propiedades medicinales de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis

Esta especie es usada tradicionalmente como planta medicinal: se considera en algunos países que los frutos mejoran la digestión y disminuye los síntomas del carcinoma gástrico; son utilizadas las hojas para el tratamiento de la disentería y enfermedades de la presión arterial; también son utilizadas sus hojas y flores como sedantes naturales, tétanos y diuresis. Para corroborar dichas propiedades se han realizado estudios de esta planta en ratones y han dado como resultado que tiene un efecto diurético muy efectivo y que es un sedante natural.

Consejos para el cultivo de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis

Esta especie se cultiva con mucha facilidad y no necesita requerimientos muy exquisitos. Para que su floración y fructificación sea abundante debemos seguir los siguientes aspectos:

Iluminación: Esta especie puede crecer sin problemas a pleno sol pero se recomienda que se cultive en sitios muy iluminadas con algunas horas de sombra al día. Si crece en lugares muy sombreados es poco probable que florezca.

Temperatura: Debe crecer en climas cálidos, en regiones tropicales no tiene problemas. La temperatura ambiental debe mantenerse estable durante todo el año y superior a los 20°C. No soporta las heladas.

Vista inferior de la flor de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis

Vista inferior de la flor de la Pasionaria o Maracuyá, Passiflora edulis


Frecuencia de riego: Regar periódicamente (2 veces por semana). Debemos aumentar el riego en época de crecimiento y en el verano. Evitar el encharcamiento de la tierra.

Sustrato: Necesita crecer sobre suelos con buen drenaje (mejorar mezclando tierra con piedras pequeñas y un poco de arena gruesa) y ricos en materia orgánica.

Abono: Abonar cada 15 días con abono líquido o humus de lombriz. El exceso de abono puede retardar la aparición de flores.

Plagas y enfermedades: Esta especie es susceptible al ataque de cóccidos, cochinillas y áfidos que debemos controlar con insecticidas. 

Multiplicación: Se puede realizar a partir de esquejes de tallos que posean más de 3 hojas. Es recomendable realizar la multiplicación en los meses de marzo-junio.

Donde sembrar: Esta planta se puede cultivar sin problemas en macetas grandes pero debemos proporcionarle algún material u objeto que le sirva de apoyo por su conducta trepadora.

Otras plantas con flores que deberías conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario