miércoles, 30 de diciembre de 2015

La Flor de Colmena, Laelia rubescens



Fotos y descripción de la orquídea conocida popularmente como flor de colmena, Laelia rubescens. Distribución geográfica y consejos para su cultivo.

Foto de la floración de la Flor de Colmena, Laelia rubescens

Foto de la floración de la Flor de Colmena, Laelia rubescens



La flor de Colmena, Laelia rubescens

Laelia rubescens es una orquídea epífita que abunda en los bosques de regiones tropicales del continente americano. Es una planta bastante prolífica porque tiene un crecimiento bastante acelerado en comparación con otras orquídeas. Se caracteriza por presentar pseudobulbos aplanados y elipsoides que se agrupan según se vaya multiplicando la planta (los pseudobulbos están casi unos sobre otros). Esta especie solo presenta una hoja (unifoliada) que puede alcanzar más de 12 cm de largo por 3 o más de ancho; tiene forma redondeada-elíptica y un color verde claro.

Las flores son lo más llamativo de esta especie por su gran tamaño y belleza. Estas aparecen a partir de una inflorescencia terminal que se extiende más de 15 cm de largo; en el ápice de la inflorescencia se disponen las flores que pueden ser desde 1-10 en una mismo tallo floral. Las flores tienen un aroma suave y muy agradable que permite la atracción de polinizadores. Las flores son muy parecidas a las que poseen las orquídeas del género Cattleya y se caracterizan por tener 2 pétalos laterales (forma elíptica), 3 sépalos estrechos (2 laterales y uno central-vertical) y un labelo muy evidente que puede ser libre o envolver ligeramente a la columna floral. En la región más interior del labelo (garganta) se disponen una mancha púrpura muy evidente. 

Detalle de los pseudobulbos de la Flor de Colmena, Laelia rubescens

Detalle de los pseudobulbos de la Flor de Colmena, Laelia rubescens


Las flores pueden ser blancas o rosadas en dependencia de la variedad que se trate. La época de floración ocurre principalmente en otoño (finales de agosto - principios de noviembre)

¡La flor de colmena se está convirtiendo en una amenaza!

Existen registros que indican que esta especie de orquídea se está comportando en la actualidad como especie invasora en algunos países. En países del Caribe (Cuba) esta especie fue introducida como planta ornamental y decorativa, pero en algunas regiones de este país, se ha encontrado creciendo de forma silvestre con mucha frecuencia e incluso, está desplazando especies nativas de este país. Todo este problema está asociado a irresponsabilidades del hombre cuando cultiva especies exóticas y no controla las poblaciones de esta.

Pareja de flores de la Flor de Colmena, Laelia rubescens

Pareja de flores de la Flor de Colmena, Laelia rubescens


Consejos para el cultivo de la flor de colmena, Laelia rubescens

Al considerarse en algunos países tropicales como una especie potencialmente invasora podemos inducir que su cultivo no es nada complicado. Esta especie es muy sencilla de mantener e incluso debemos cultivarla con responsabilidad. Para que su floración sea abundante y se reproduzca con facilidad debemos seguir los siguientes consejos:

Iluminación: Esta especie crece naturalmente a pleno exposición del sol. Debemos ofrecerle más de 3 horas de sol al día.

Temperatura ambiente: Necesita crecer en climas muy cálidos y con fluctuaciones de temperaturas mínimas. La temperatura se debe mantener entre los 25-30 °C durante todo el año. No soporta heladas ni temperaturas por debajo de los 10 °C.

Frecuencia de riego: Regar con frecuencia en verano (mayo-agosto) donde se encuentra en época de crecimiento. Reducir drásticamente el riego en otoño e invierno (etapa vegetativa). Regar 1-2 veces en la semana con agua de lluvia (se recomienda almacenar porque el agua del grifo puede dañar sus raíces por la cal que contiene).

Otra foto de la Flor de Colmena, Laelia rubescens

Otra foto de la Flor de Colmena, Laelia rubescens


Humedad: La humedad ambiental debe superar el 70% para su óptimo desarrollo.

Plagas y enfermedades: Esta orquídea es susceptible al ataque de hongos por exceso de humedad, enfermedades virales y ataque de cochinillas. Las cochinillas eliminarlas con insecticidas y los hongos con fungicidas. Para evitar la aparición de hongos debemos evitar el exceso de agua. Las patologías por virus generalmente matan a la planta y no tienen curas conocidas.

Reproducción y multiplicación: Esta especie se reproduce con semillas con facilidad y se han encontrado creciendo en árboles con troncos irregulares como el mango (Mangifera indica). La multiplicación puede realizarse separando pseudobulbos.

Sustrato: Puede crecer en macetas que contengan una mezcla de carbón vegetal y trozos de troncos. Se recomienda cultivar en troncos para epífitas o en troncos de plantas vivas que sean irregulares.

Páginas relacionadas







Síguenos en nuestras redes sociales:


No hay comentarios:

Publicar un comentario