martes, 17 de noviembre de 2015

Información completa sobre la Madre perla, Graptopetalum paraguayense



Información completa y fotos de la planta suculenta o crasa conocida popularmente como Madre perla o planta fantasma, Graptopetalum paraguayense. Cultivo.

Crasa Madre perla o planta fantasma, Graptopetalum paraguayense. Características generales.

En esta publicación nos referiremos a una planta suculenta muy admirada en los jardines. La Madre perla es una planta de la familia Crassulaceae y pertenece al género Graptopetalum. El género cuenta con unas 18 especies aceptadas hasta el momento y su nombre científico se refiere a las manchas observadas en los pétalos de sus flores. Graptopetalum paraguayense es una de las especies más conocidas y cultivadas porque además de ser hermosa, no necesita muchos cuidados para su proliferación. 

La Madre perla o planta fantasma, Graptopetalum paraguayense

La Madre perla o planta fantasma, Graptopetalum paraguayense


La planta Madre perla es originaria de México y por su uso ornamental, se ha comercializado y cultivado en muchos países del mundo (principalmente en regiones tropicales). 

Las hojas en esta especie al igual que muchas crasas se disponen en rosetas. Las hojas tienden a ser alargadas y tienen un color intermedio entre el verde y el gris. En las puntas de las hojas suelen aparecer frecuentemente regiones rosadas (algunas variedades no presentan estas manchas o son poco evidentes). Las hojas están recubiertas por una capa protectora que evita quemaduras por el sol directo. 

Esta especie tiene un crecimiento del tallo intermedio y las hojas sólo se disponen al final de este. Pueden llegar a alcanzar hasta 20 cm de alto dependiendo del nivel de iluminación del hábitat donde crece.

Las flores son pequeñas, blancas con el centro rojo claro y tienen forma estrellada. Estas surgen en la región superior de la planta con la formación de un “tallo” floral. Estas se disponen en inflorescencias laterales denominadas panículas (tallo floral que se divide en varios racimos de flores y que este va decreciendo en tamaño hacia el ápice). La época de floración ocurre principalmente desde febrero-mayo.

Consejos para el cultivo de la Madre perla, Graptopetalum paraguayense

La Madre perla es una de las plantas suculentas más resistentes que conozco y la que más recomendaría a cualquier persona que desea tener una suculenta y tiene poco tiempo para atenderla. Esta especie la sembré una vez en una región de mi jardín (una sola planta) y en cuestión de meses, había proliferado enormemente (encontré más de 20 plantas hijas) y sólo con riego natural.

Disposición en roseta con puntas rosadas de la Madre perla o planta fantasma, Graptopetalum paraguayense

Disposición en roseta con puntas rosadas de la Madre perla o planta fantasma, Graptopetalum paraguayense


Pero aunque me proliferó esta planta muy bien, encontré muchas con algunos defectos o muertas. Por eso, para cultivar esta planta al 100% (si tiene tiempo para su cuidado) les dejo estos consejos:

Temperatura: Debe crecer en zonas cálidas donde la temperatura se mantenga constante durante todo el año (crece mejor en zonas tropicales). Las temperaturas ideales deben oscilar entre los 20-28°C. Evitar exponerla a temperaturas inferiores a los 10°C y mucho menos a las heladas. Las bajas temperaturas la matarán.

Iluminación: Colocar nuestra planta en un lugar muy iluminado. Puede estar a pleno sol sin problemas pero unas horas de sombra al día sería lo óptimo. Esta especie posee una capa protectora en sus hojas para evitar las quemaduras por el sol.

Frecuencia de riego: Regar la planta en temporadas cálidas (verano) cuando el sustrato esté completamente seco. En invierno parar el riego (puede regarse una vez al mes) y regar muy poco en época de floración. ¡Cuidado! Evita mojar las hojas porque perderán su capa protectora, y con esto, podrán quemarse por el sol.

Abono: Abonar la planta en julio o agosto una sola vez al año con fertilizantes líquidos para plantas suculentas.

Sustrato: El sustrato debe tener muy buen drenaje para evitar la pudrición de sus raíces. Yo recomiendo mezclar tierra con pequeñas piedras y arena. Esta mezcla mejora considerablemente el drenaje del agua.

Vista lateral de Graptopetalum paraguayense, Planta fantasma o Madre perla

Vista lateral de Graptopetalum paraguayense, Planta fantasma o Madre perla


Plagas y enfermedades: Las principales plagas que atacan a esta planta son las cochinillas y cóccidos (en casos extremos secan la planta por completo). Las patologías que conozco son las siguientes: Si las hojas se empiezan a notar más frágiles y arrugadas es un síntoma de falta de riego y si aparecen en ellas y los tallos, manchas marrones o negras, es un síntoma de exceso de agua.

Reproducción: Como toda planta con flores se puede reproducir por semillas pero es un método muy complicado. Esta especie al igual que muchas crasas posee reproducción asexual a partir de sus hojas y tallos. Para reproducirla de forma rápida, solo debemos tomar una hoja y situarla sobre el sustrato; de ella surgirá una nueva planta. También se pueden tomar fragmentos de tallo con hojas para la reproducción.

Otras suculentas que deberías tener en tu jardín


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario