martes, 3 de noviembre de 2015

Planta suculenta, Echeveria runyonii, Consejos para el cultivo



Fotografías y descripción de la planta suculenta Echeveria runyonii. Distribución geográfica y consejos para el cultivo en el jardín. Plagas y enfermedades.

Planta suculenta Echeveria runyonii

En anteriores publicaciones hemos descrito una especie del género Echeveria muy popular en los jardines del mundo (La rosa de Mármol, Echeveria Pollux). En esta publicación nos referiremos a una planta del mismo género, que ha ganado una gran fama por los coleccionistas debido a la forma peculiar de sus hojas; esta planta es Echeveria runyonii.

Echeveria runyonii, una planta suculenta muy particular

Echeveria runyonii, una planta suculenta muy particular


Echeveria runyonii se caracteriza por ser una planta de mediano porte (10-25 cm de diámetro) y crecimiento foliar (hojas) dispuesto en roseta. Las hojas son alargadas y curvadas hacia el centro de la planta. Estas además, poseen los bordes laterales arqueados que forman un surco ventral muy evidente. Las hojas son verdes-grisáceas generalmente pero en algunos casos, tienden a tomar colores azulados. Las hojas más jóvenes surgen del centro de la planta al igual que todas las especies de Echeveria. Cada hoja posee en su extremo apical una estructura parecida a una espina que realmente no lo es, esta estructura es una pequeña extensión de la propia hoja.

La forma de roseta en la planta nunca llega a ser perfecta debido a la estrechez de sus hojas, hasta el momento no he encontrado una planta que tenga la distribución de sus hojas simétrica.

Las flores en esta especie son más vistosas que la mayoría de las especies de Echeveria que conozco. Estas pueden tener colores naranja, rojo o rosa. Estas se disponen en un racimo que surge de los laterales de la planta. Los racimos pueden ser de 1-2 por planta y pueden alcanzar más de 30 cm de altura (el tallo que sostiene el racimo floral). El tallo que porta el racimo floral posee hojas más pequeñas que las hojas de la base. La floración ocurre en las épocas más cálidas del año (mayo-septiembre). 

Existen algunas mutaciones que se han obtenido de esta especie, dando lugar a planta mucho más grandes y con floraciones más abundantes.

Vista central de la disposición de las hojas en Echeveria runyonii

Vista central de la disposición de las hojas en Echeveria runyonii


Distribución geográfica

Echeveria runyonii es nativa de México pero se ha distribuido por muchos países del mundo de forma comercial. Es una suculenta muy admirada por los coleccionistas por la forma peculiar de sus hojas.

Consejos para el cultivo

Esta especie, como la mayoría de las especies de Echeveria, es bastante resistente y no necesita de muchos cuidados. Pero si queremos reproducirla con facilidad, obtener floraciones anuales y el mejor desarrollo de nuestra planta, debemos tener en cuenta algunos aspectos:

Iluminación: Esta especie necesita un ambiente muy iluminado aunque puede crecer a la sombra. Se recomienda tener mucho cuidado al exponer esta planta directamente al sol porque puede ocurrir que sus hojas se quemen ocasionalmente. El mejor lugar para ubicar esta planta es un sitio donde la luz solar sea filtrada. Evitar la exposición solar directa en los días más calurosos del verano.

Temperatura: La temperatura ambiente debe mantenerse mayor a los 26°C durante todo el año. Pueden tolerar pequeños períodos de temperaturas por debajo de los 10°C pero lo más recomendable es evitar exponerlas a temperaturas muy bajas. Según mi experiencia, esta especie prefiere un ambiente cálido y con temperaturas relativamente fijas durante todo el año.

Ventilación: Necesita ubicarse en sitios muy ventilados para evitar la pudrición asociada a la humedad permanente y evitar la aparición de algunas plagas.

Riego y Sustrato: Como toda Crassulaceae necesita solo regarse cuando el sustrato esté completamente seco. Es una planta que soporta temporadas de sequía sin problemas (sólo pierde algunas hojas) pero si la regamos cuando lo necesite no dará lo mejor de “ella”. El sustrato debe tener un drenaje perfecto para evitar la pudrición y asfixia de su sistema de raíces. El mejor sustrato es una mezcla de tierra, piedrecillas y arena.

Macetas: Se desarrolla perfectamente en macetas de barro cocido o de plástico. Estas deben ser más anchas que profundas.

Pareja de plantas crasas, Echeveria runyonii

Pareja de plantas crasas, Echeveria runyonii


Reproducción y Multiplicación: Esta planta se reproduce de forma vegetativa con mucha facilidad. Puede ser de dos formas: La primera es cortar con un objeto filoso (esterilizado) una hoja bien desarrollada y enterrar solo su base en un sustrato muy parecido al original, debe existir mucha iluminación y sólo regar cuando aparezcan raíces. La segunda forma es extraer cuidadosamente los hijos que aparecen en la base de la planta madre y sembrarlos en macetas separadas. Sólo extraer los hijos cuando sean bastante grandes.

Plagas y enfermedades: Las plagas que más atacan a esta planta son los áfidos (pulgones), babosas y caracoles que, en casos extremos, pueden secar la planta completamente. Para eliminar las babosas y los caracoles de manera sencilla, sólo debemos espolvorear cáscara de huevo recién triturada alrededor de la planta. Para  eliminar los áfidos se puede utilizar algodón remojado en alcohol y frotarlo donde se encuentren. Otro método es usar insecticidas (yo prefiero el alcohol).

Páginas relacionadas



Síguenos en nuestras redes sociales

1 comentario: