jueves, 5 de noviembre de 2015

La reina de las begonias: La cruz de Hierro (Begonia masoniana)



La hermosa begonia Cruz de hierro, Begonia masoniana. Características de la planta y consejos para su cultivo. 

La begonia Cruz de hierro, Begonia masoniana
Las begonias son un grupo de plantas ampliamente utilizadas en la jardinería puesto a que no necesitan estar florecidas para adornar los jardines, pues el contraste de sus hojas las convierte en plantas muy atractivas. Se les llama begonias a todas las especies de la familia Begoniaceae. Esta familia presenta 2 géneros: Begonia y Hillebrandia. En el primero es donde se encuentran la mayoría de las begonias que utilizamos como ornamentales, y en especial la begonia más bella de todas, a la cual dedicaremos hoy esta publicación.

La Hermosa begonia Cruz de hierro, Begonia masoniana

La Hermosa begonia Cruz de hierro, Begonia masoniana


Begonia masoniana, conocida popularmente como la Cruz de Hierro, es una planta espectacular, ampliamente distribuida por todo el mundo por su indiscutible atractivo.

Su nombre popular se debe al dibujo de color negro que contrasta mucho con el verde de sus hojas, el cual, tiene un parecido a la cruz de guerra alemana. En muchos lugares también se conoce como la cruz de hierro.

Características de la planta

Esta planta se caracteriza por los bellos que recubren sus hojas y peciolos. Es una especie semiarbustiva y de pequeño tamaño, logrando alcanzar solo 50 cm de altura.  Las hojas son casi triangulares y el dibujo negro en forma de cruz, se expande desde el centro de la hoja hasta casi el margen de esta. 

Aunque muchas begonias son de crecimiento rápido, esta especie es una de las más lentas, pudiendo producir alrededor de 5 a 6 hojas al año. 

Las flores son pequeñas y se producen en racimos, son de color rosa y muy poco atractivas. El atractivo fundamental de esta planta son sus hojas, al igual que muchas de las begonias.

En Cuba es una planta muy apreciada, a mí en particular me costó mucho trabajo tenerla, y cuando al fin pude conseguirla, solo me duró tres semanas. Después de mucho tiempo pude hacerme de otra planta la cual  si he sabido mantener. Con esto les quiero decir que son plantas sumamente difíciles de tratar y por eso les dejo algunos consejos, para que no les suceda lo mismo que me pasó mi primera vez.

Consejos para el cultivo 

Riego: Esta planta es natural de hábitats muy húmedos, por lo que es necesario suministrarles un riego continuo, pero mucho cuidado, porque si regamos excesivamente se nos puede pudrir la planta. Un patrón de riego que les puedo proponer consiste en regar 2 veces a la semana en verano, y en invierno una vez por semana. Pero como el clima es diferente en muchos lugares, lo mejor que se puede hacer es comprobar el sustrato, y cuando esté seco es el momento de regar. 

Humedad: Esta especie soporta muy bien las condiciones de humedad que normalmente tenemos en los jardines, pero se desarrolla mejor cuando la humedad es mayor (>70%). Por tanto, sería muy beneficioso para esta planta si hacemos para ella, una maceta con piedras, ya que este tipo de macetas resguardan la humedad.

Begonia masoniana, Cruz de hierro

Begonia masoniana, Cruz de hierro


Temperatura: Esta planta prefiere climas estables, porque generalmente no soportan las heladas, he escuchado muchas veces que prefieren climas fríos, con temperaturas por debajo de los 10°C, pero se pueden cultivar perfectamente en climas cálidos. Yo, en Cuba la he logrado mantener con temperaturas de 30°C, y la planta está perfecta.

Iluminación: Es necesario para esta planta recibir claridad (mucha iluminación), pero nunca la expongas directamente al sol porque sus hojas se suelen quemar con rapidez.

Reproducción: Se puede reproducir fácilmente por trozos de tallo con hojas y otra forma muy fácil de hacerlo, consiste en tomar una hoja con un pedazo de peciolo de aproximadamente 10 cm de largo, mantener el peciolo por algunos días en agua, sin sumergir la hoja, y cuando salgan raíces se planta en el sustrato.

Otro consejo que les puedo dar, es que cada vez que florezca recortar el racimo, pues la floración debilita a la planta, además de que las flores no son muy atractivas.

Para propiciar su crecimiento se pueden utilizar fertilizantes ricos en nitrógeno.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario