lunes, 30 de noviembre de 2015

La suculenta que tendrás siempre florecida, Aptenia cordifolia



Fotografías y descripción de la planta suculenta conocida popularmente como Rocío, Aptenia cordifolia. Consejos para el cultivo. Nombres comunes. 

Flor de la planta Rocío, Aptenia cordifolia

Flor de la planta Rocío, Aptenia cordifolia


La planta Rocío, Aptenia cordifolia

El Rocío es una planta suculenta perteneciente a la familia botánica Aizoaceae. Esta planta es muy famosa como planta ornamental por sus hermosas flores y la facilidad de su cultivo. Es la planta indicada para rellenar pequeños espacios de tierra o canteros. 

Aptenia cordifolia es originaria del continente africano (Sudáfrica), pero se ha distribuido de manera comercial por muchas regiones tropicales del mundo en las cuales, se ha naturalizado sin problemas. Se caracteriza por ser una planta de crecimiento rápido y que crece fundamentalmente de forma horizontal (los tallos rastreros pueden alcanzar más de 2 metros de largo). Puede cubrir grandes terrenos de tierra en poco tiempo si las condiciones ambientales son las adecuadas. 

Las hojas son carnosas como la mayoría de las suculentas, son de color verde intenso y tienen forma acorazonada u ovalada. Las flores surgen de las axilas foliares y se caracterizan por no tener pétalos; las estructuras coloreadas que se observan en la flor son estambres modificados que no participan en el proceso de fecundación de la flor. Las flores más comunes en los jardines son de color púrpura o rosa. Las flores se mantienen abiertas durante el día y cierran en la tarde. Aptenia cordifolia florece en zonas tropicales durante todo el año.

Par de flores púrpuras del Rocío, Aptenia cordifolia

Par de flores púrpuras del Rocío, Aptenia cordifolia


¡¡OJO!! Existe una variedad donde el follaje es más tupido y las flores son grandes y rojas. Esta planta no es la Aptenia cordifolia original. Esta variedad es un híbrido entre dos especies del mismo género: Aptenia cordifolia x Aptenia haeckeliana y el híbrido es conocido como Aptenia x “Manzana roja o Red Apple”.

Existen también algunos cultivares donde se han obtenido variedades anaranjadas de las flores y otras donde las hojas tienen bordes blanquecinos. 

Nombre comunes

Esta planta es conocida con mayor frecuencia como Rocío pero en algunos lugares es llamada aptenia o escarcha.

Consejos para el cultivo de Aptenia cordifolia

El Rocío es una planta que necesita de muy poca atención y en climas tropicales se desarrolla de forma fantástica. De todas formas hay que tener en cuenta algunos aspectos para que su crecimiento y floración se vea beneficiado. Aquí les dejo mis consejos:

Iluminación: Esta especie debe cultivarse donde el sol le dé directamente pero he cultivado esta especie a semisombra sin problemas. El sol directo produce un crecimiento rápido y floración abundante.

Ventilación: Ubicarse en lugares bien ventilados.

Vista de la planta Rocío, Aptenia cordifolia

Vista de la planta Rocío, Aptenia cordifolia


Temperatura ambiente: Evitar las temperaturas inferiores a los 5 °C y mucho menos las heladas. Temperatura cálida y estable durante todo el año. En regiones templadas deben trasladarse a invernaderos en épocas invernales.

Sustrato: Acepta casi cualquier tipo de suelo pero este, debe tener un drenaje perfecto. El encharcamiento provocado por un sustrato que drene poco, pudre la planta. Puede sembrarse en macetas sin problemas y en caso de sembrarla en tierra firme, debemos controlar su crecimiento (puede cubrir mucho terreno en poco tiempo).

Frecuencia de riego: Aptenia cordifolia aguanta sin problemas épocas largas de sequía, pero si deseamos que nuestra planta crezca y florezca rápidamente, debemos regarla con frecuencia y mantener el sustrato húmedo (regar solo una vez cada 15 días en invierno). Sólo debemos regar con frecuencia si sembramos nuestra planta en un suelo bien drenado. Para lograr el drenado perfecto debemos mezclar la tierra con rocas pequeñas y arena.

Plagas y enfermedades: Las patologías más frecuentes en esta especie es la pudrición de sus raíces por ataque de hongos y asfixia radicular por encharcamiento. La pudrición aparece fundamentalmente en invierno si la regamos demasiado y la asfixia radicular está provocada por encharcamiento en suelos que no drenen de forma eficiente. Las plagas más comunes son los pulgones y cochinillas que debemos controlar manualmente o con insecticidas si aparecen.

Otra foto de la flor típica de la planta Rocío, Aptenia cordifolia

Otra foto de la flor típica de la planta Rocío, Aptenia cordifolia


Reproducción: Es una especie muy fácil de reproducir. Esta especie se reproduce asexualmente con casi cualquier estructura de ella. Podemos retirar una hoja o un fragmento del tallo y sembrarlo superficialmente en la tierra hasta que broten raíces. Nunca enterrar las hojas porque se pudrirán.

Dato de interés: Esta planta crece de tal forma que evita la aparición de malas hierbas donde la sembremos. Es un sustituto al césped excepcional.

Otras plantas suculentas que deberían conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

4 comentarios:

  1. Maravilla de planta, exquisitez de la naturaleza . . .

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo una que daba flores rojaas y ahora las flores som amarillas, no se por qué cambió de color.

    ResponderEliminar