jueves, 22 de octubre de 2015

La Carolina, árbol ornamental y medicinal. Pseudobombax ellipticum

Descripción y fotos de las flores de la planta conocida popularmente como Carolina o Coquito, Pseudobombax ellipticum. Propiedades medicinales de la especie

La Carolina o Coquito, Pseudobombax ellipticum

La Carolina es una planta arbórea que puede alcanzar más de 25 metros de altura. El tronco de este árbol puede alcanzar más de 1 metro de diámetro y se caracteriza por presentar grietas verticales verdes a todo lo largo. Esta especie fue incluida años atrás en la familia de plantas Bombacaceae pero en la actualidad, se encuentra ubicada en la familia Malvaceae.

La carolina o coquito es un árbol bien ramificado con una floración abundante. Es una especie originaria de México pero se ha distribuido por muchas regiones tropicales de América como planta ornamental y medicinal. Esta especie está completamente adaptada a los climas tropicales donde predominan las altas temperaturas y las lluvias periódicas.  Su hábitat natural son los bosques con elevada humedad ambiente y donde hay predominio de plantas perennes.

Flores rojas de la Carolina o Coquito, Pseudobombax ellipticum

Flores rojas de la Carolina o Coquito, Pseudobombax ellipticum


Las hojas son algo redondeadas y se disponen en grupos de cinco generalmente. El color predominante es el verde-amarillo o verde intenso, variando la fuerza del color en el envés con respecto al haz de la hoja. El tronco, como planteamos al principio, posee un color grisáceo base y un elevado número de “franjas” horizontales de color verde; estas franjas predominan más que el color base, dándole un color casi completamente verde, al tronco de este árbol.

Las flores son espectaculares y muy llamativas. Surgen de la zona del tronco, donde había hojas anteriormente y son solitarias. Las flores poseen 5 pétalos blanquecinos que se enrollan sobre ellos mismos formando un cilindro hueco. Los estambres son numeroso (varias decenas) y pueden tener más de 10 cm de largo cada uno. Los colores (predomina el color blanco, el rosado y el rojo) de los estambres hacen a las flores muy llamativas. Los frutos son bastantes grandes (20-25 cm de largo) y cuando maduran, caen al suelo.

La floración ocurre desde finales de diciembre hasta principios de mayo.

Propiedades medicinales de esta especie

En diferentes regiones de América Central (principalmente en México) se utiliza esta planta para aliviar los efectos de diferentes patologías. Sus hojas y flores son utilizadas para la elaboración de distintos cocimientos, que según las personas que los utilizan, pueden combatir enfermedades respiratorias como el asma y la gripe. Combate la tos y la falta de aire asociada al asma.

Métodos de preparación de los cocimientos:

Para combatir la tos: Tomar las flores y un recipiente con agua. Hervir el agua con las flores durante unos 5 minutos. Filtrar el agua y tomarla.

Para combatir el asma: Repetir el mismo procedimiento que se utiliza para la tos, pero endulzar con miel de abejas. Otro método es hervir las hojas durante 5 minutos, filtrar el agua y dejarla reposar durante 25 minutos. Tomar el cocimiento cuando esté fresco.

Flores blancas de la Carolina o Coquito, Pseudobombax ellipticum

Flores blancas de la Carolina o Coquito, Pseudobombax ellipticum


También se conoce que la utilización de las hojas y flores de esta planta mejora los dolores de cabeza, cefaleas, úlceras estomacales y epidérmicas, dolores musculares y muchas más patologías.

Además se utiliza la corteza que recubre las raíces (cocimiento) para aliviar el dolor de muelas, limpiar el sistema urinario por completo y provoca ganas de eliminar líquidos (micción).

Aunque esta planta se considere como medicinal, actualmente no se han realizados estudios a fondo para comprobar si los componentes químicos de sus hojas, flores y raíces sean los suficientemente efectivos para combatir las patologías mencionados anteriormente. Esto no quiere decir que desconfiemos de su utilización, sino que se deberíamos motivar a la comunidad científica para que realicen estudios de esta planta con profundidad.

Otros usos para el hombre

Además de ser utilizada como planta medicinal también es utilizada su madera para la elaboración de objetos artesanales o simplemente como leña. El aceite de las semillas es empleado en la fabricación de artículos de higiene (jabones de olor).

Consejos para el cultivo

La reproducción por semillas es muy complicada pero si retiramos un esqueje de la planta madre, podemos obtener con el tiempo nuestra propia planta.

Iluminación: Se debe colocar a pleno sol cuando la planta es pequeña. Con los años llegará a ser un gran árbol y no nos preocuparíamos por este aspecto.

Árbol Carolina, Pseudobombax ellipticum

Árbol Carolina, Pseudobombax ellipticum


Temperatura: Cálido durante todo el año. Esta especie es originaria de ambientes tropicales.

Sustrato: Sembrar en tierra con buen drenaje y preferiblemente en terrenos abiertos. La siembra en macetas es poco recomendada (es un árbol que alcanza grandes dimensiones) y sus raíces las pueden romper. Para evitar esto debemos podar la planta y recortar sus raíces periódicamente.

Riego: Riego moderado en el invierno y abundante durante el verano.

Otras malváceas que deberías conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

3 comentarios:

  1. Hola muy interezante este articulo, me encanto. Me gustaria saber como se ve la semilla de la carolina. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escríbenos a nuestro correo para poder enviarte una foto de la semilla. Saludos.

      Eliminar
  2. Excelente información! A parte de sus flores,este tiene un tronco muy vistozo.

    ResponderEliminar