miércoles, 25 de mayo de 2016

El Cactus Mammillaria beneckei no puede faltar en tu colección



Características y fotografías del cactus Mammillaria beneckei. Distribución geográfica y consejos para el cultivo.

Uno de los cactus más resistentes al sol intenso, Mammillaria beneckei

Mammillaria beneckei es un cactus globoso de pequeño porte (4-7 cm de altura) originario de México y muy popular como planta ornamental. Se caracteriza por tener numerosas mamilas (cónicas) que contienen de 10-12 espinas laterales con 1-3 espinas centrales. Una de las espinas centrales tiene forma de gancho o garfio. Todas las espinas tienen su región basal blanca con su región terminal de color marrón o negro. Las mamilas tienden a colorearse de morado o rosa cuando la exposición a la luz solar es directa y prolongada.

Uno de los cactus más resistentes al sol intenso, Mammillaria beneckei


Se pueden observar pequeños pelos blanquecinos entre las mamilas, no siempre se logran ver.
Con el tiempo y desarrollo del cactus, este generará plantas hijas a los laterales que surgen de las regiones que separan a una mamila de otra. Con el paso de los años este cactus podrá generar de 1-3 plantas hijas que generarán otras y así, logran cubrir grandes áreas. Si se encuentra en macetas puede cubrir toda la superficie del sustrato con plantas. La multiplicación por generación de plantas hijas es muy común en el género Mammillaria.

La floración ocurre desde inicios de la primavera hasta finales del verano con la aparición de flores de mediano tamaño (3-5 cm de diámetro) muy vistosas. Las flores tienen numerosos pétalos de color amarillo con muchos estambres y el estigma muy conspicuo. Las flores duran aproximadamente 12-24 horas antes de marchitarse y la antesis floral ocurre a horas de la mañana y cierra cuando oscurece. 

Los frutos son alargados, de color rojo y con forma cónica. En el interior de los frutos se disponen numerosas semillas de color pardo que pueden utilizarse para la multiplicación de este cactus.

Distribución geográfica

Esta especie crece de forma natural en algunas localidades de México como Jalisco, Sinaloa, Colima, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Ciudad de México. En la actualidad es común de encontrar en otros países en colecciones por su valor ornamental.

Detalles de la flor del cactus Mammillaria beneckei

Detalles de la flor del cactus Mammillaria beneckei


Habita fundamentalmente en bosques secos donde predominan arbustos y árboles de hoja caduca, bosques caducifolios. 

Consejos para el cultivo

Este cactus es muy fácil de mantener y resiste condiciones extremas de climas áridos. Para cultivarlo de forma óptima debemos seguir los siguientes consejos:

Iluminación: Exponerlo directamente al sol. De todas formas debemos cuidarlo del sol intenso de los días más cálidos del verano. También tolera cultivarse a semisombra aunque es poco probable que florezca en estas condiciones.

Temperatura: Siempre cálido y por encima de los 15°C durante todo el año. El rango óptimo de temperaturas está entre los 25-35°C. Temperaturas inferiores a los 10°C pueden pudrirlo.

Frecuencia de riego: Tolera un riego frecuente (2-3 veces por semana) en verano y otoño. En invierno regar 1 vez a la semana o cada 15 días y en primavera regar 1 vez semanal. Se debe efectuar el riego cuando la tierra esté seca.

Conjunto de cactus Mammillaria beneckei

Conjunto de cactus Mammillaria beneckei


Sustrato: Tolera crecer en suelos rocosos y algo arenosos. Puedes utilizar sustrato de calidad dedicado a cactus y plantas crasas. La tierra siempre debe tener un drenaje óptimo para que se seque con rapidez.

Plagas y enfermedades: Es susceptible al frío y a los encharcamientos de agua en el sustrato; lo pudren. Las cochinillas pueden aparecer al igual que los pulgones; eliminarlos manualmente o con insecticidas. 

Multiplicación: Se puede multiplicar a partir de las semillas que obtengamos de los frutos pero es un proceso demasiado largo. La forma más rápida de obtener plantas nuevas es separando las plantas hijas (deben tener un tamaño adecuado, no muy pequeñas) de la planta principal. Se deben utilizar guantes para evitar pincharnos y objetos filosos y esterilizados para separar la planta. La planta hija que separemos debemos sembrarla en un sustrato húmedo y arenoso; por lo general enraíza con rapidez. 

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

No hay comentarios:

Publicar un comentario